INJUSTAMENTE ECLIPSADO POR OTROS FRUTOS SECOS

INJUSTAMENTE ECLIPSADO POR OTROS FRUTOS SECOS

Nueve motivos para incorporar los pistachos a tu dieta

¿Por qué no dar a los pistachos el lugar que les corresponde en el mundo del fruto seco y equipararlos a delicias como las nueces y las almendras? La doctora Magda Carlas nos cuenta todos los secretos de este fruto seco delicioso y con múltiples propiedades (muchas de ellas desconocidas) en el libro 'Pistachos: 49 ideas para descubrirlos y sentirte bien'.

Cinco beneficios de los pistachos, un fruto seco muy nutritivo
Cinco beneficios de los pistachos, un fruto seco muy nutritivo | Agencias

1- Pese a no ser un fruto seco excesivamente popular, pues, en palabras de Carlas, "no es de los más conocidos", el pistacho es muy fácil de incluir en la dieta, contra lo que muchas personas creen. Lo mismo que nueces, almendras o avellanas, el pistacho funciona tanto como tentempié, en bols, en desayunos, en ensaladas, con yogur o rallado como topping tanto en postres como en las más diversas propuestas. Solo hay que dejar volar la imaginación y empezar a probar sus múltiples posibilidades. A la pregunta de por qué eligió el pistacho a la hora de escribir un completo libro que incluye información nutricional, consejos y recetas, Carlas asegura que fue "precisamente por lo poco habitual que es frente a otros frutos secos" y lo divertido que le resultaba poner en valor al fruto seco 'outsider' por excelencia.

2- Como todos los frutos secos, los pistachos se caracterizan por su equilibrio. "Es imprescindible en la dieta porque es una combinación perfecta de grasas, proteínas y carbohidratos, tres tipos de nutrientes fundamentales en nuestro día a día", explica Carlas.

3- El pistacho es un fruto seco que queda sensacional en los batidos. "La combinación entre leche, un buen yogur y unos pistachos es ideal", explica Carlas. A este combinado se puede añadir fruta fresca de temporada, chocolate troceado, copos de avena y, al fin, cualquier cosa que se nos ocurra.

Pistachos | Agencias

3- Los pistachos son una fuente de potasio, un mineral fundamental que ayuda a mantener una correcta transmisión nerviosa y contribuye a regular la presión arterial. Tienen, además, una buena cantidad de hierro, de manera que son fundamentales para una dieta equilibrada y totalmente indicados para todas aquellas personas que tienden a padecer anemia. Su alto contenido en fitoesteroles es fundamental para mantener los niveles de colesterol en sangre y además son ricos en antioxidantes, que previenen el envejecimiento celular y nos protegen de enfermedades.

4- Se encuentran entre los frutos secos menos calóricos. Alcanzan las 500 calorías/100 g, mientras que las nueces rondan las 600 y las avellanas las 630. Teniendo en cuenta que son altamente saciantes y basta con un puñadito para sentirnos satisfechos hay estudios, como el realizado por la Universitat Rovira i Virgili, que concluyen que el consumo de pistachos puede contribuir a bajar de peso, si se incluyen en una dieta equilibrada.

5- ¿Has probado a usarlos en las vinagretas? Es uno de los grandes usos de este fruto seco, según la doctora Carlas, que recomienda elaborar una vinagreta "con aceite, un poquito de vinagre y pistachos triturados" e incorporarla a las más variadas ensaladas.

Incorpora las semillas a tus ensaladas | agencias

6- Otro de sus usos es "en batidos, con leche o yogur, que también pueden ser vegetales", explica la doctora, que recomienda también incorporarlos a la repostería casera. Para Carlas, "el bizcocho de la yaya estará mucho más bueno si le añadimos una dosis de pistachos, que además nos permitirá disfrutar de sus múltiples beneficios". Cuando echemos mano de recetas para elaborar postres caseros, algo muy recomendable en lugar de recurrir a los productos procesados, Carlas nos da un consejo: "para reducir calorías y ganar salud, es recomendable añadir siempre menos azúcar de la que indica la receta original. El bizcocho estará igual de bueno y apenas lo notaremos", señala.

7- La cáscara es más importante de lo que parece, según un estudio publicado por la Eastern Illinois University de Estados Unidos. Al parecer, la imagen de las cáscaras tiene un efecto a nivel psicológico que lleva a los consumir menos que si se tratase de otros frutos secos sin cáscara, de manera que acostumbrarnos a comprar pistachos nos lleva, sin duda, a ingerir menos calorías.

8- Su índice glucémico es bajo, lo que significa, según Carlas, "que se absorbe de forma lenta, lo contrario que ocurre con la fruta, que provoca una descarga súbita de insulina". Esto se traduce en que es un fruto seco, "que llena mucho, es altamente saciante", de manera que puede convertirse en un gran aliado para quienes busquen perder peso.

9- La doctora recomienda tomar diariamente unos 25-30 g de frutos secos, e insta a los consumidores "a no confundir energético con malo o poco saludable", explica. "Que un alimento sea calórico no significa que no sea malo y no deba comerse, sino que debe hacerse con conciencia y moderación", afirma.

Laura Conde | Barcelona | 06/07/2018

Los mas vistos

Hogarmania

Buñuelos de canela

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.