Dos de los mejores jugadores de la historia del tenis, Rafa Nadal y Roger Federer, disputarán mañana 12 de julio su 40º enfrentamiento. Tan solo su cuarto partido en hierba, en Wimbledon. Sin embargo, los tres partidos jugados en este torneo han sido finales, las dos primeras se las llevó el suizo y la última, la de 2008, fue para Nadal en la que es considerado el mejor partido de la historia del tenis.

La carrera de ambos jugadores nos ha regalado momentos históricos en la historia de este deporte. En 2004 disputaron su primer partido, más de 15 años después jugarán su partido número 40. El balance es claramente superior al jugador español, que ha ganado al suizo 24 veces por tan solo 15 victorias de Roger.

Si hablamos de Grand Slam han jugado 13 partidos de los cuales 10 cayeron del lado de Nadal. Federer es superior cuando se trata de la pista dura, con 11 victorias para él y 9 para Rafa. Obviamente el español domina con absoluta contundencia en tierra batida, 15-2.

Sin embargo, la hierba es la superficie en la que menos partidos han disputado, tan solo tres. Todos en Wimbledon. El de mañana será la primera vez que disputarán una ronda que no sea la final. Los partidos se disputaron en tres años consecutivos, 2006 y 2007, finales que se llevó el suizo y 2008, la histórica final de casi 5 horas que acabó coronando a Nadal en el All England Club.

Los números hablan por sí solos cuando hablamos de jugar en Wimbledon. Federer es el jugador que más títulos acapara, 8. Nadal ganó en 2008 y 2010 y perdió tres finales. La victoria del suizo ante Nishikori le colocó como el jugador que más partidos ha ganado en Wimbledon, nada más y nada menos que 100. Nadal tiene 53. Nadie se puede comparar a Roger cuando nos referimos a este torneo. Sin embargo, cuando se enfrentran entre ellos todo cambia, nadie se convierte en favorito y cualquiera puede optar a la victoria.

La última vez que el español ganó a Federer fuera de tierra batida fue en la semifinal del Open de Australia en 2014. En lo que se refiere a esta temporada los resultados de ambos han sido bien distintos. Nadal ha ganado so títulos, ambos en tierra, Roma y Roland Garros, además de haber llegado a la final del Open de Australia. El suizo no ha rendido tan bien en Grand Slam, cayó en octavos de Australia y en semis del Roland Garros contra el propio Nadal. Sin embargo, ha ganado 3 títulos, Dubai, Miami y Halle.

Mañana será un nuevo capítulo de posiblemente la mejor rivalidad de la historia del deporte. Posiblemente los dos mejores de este deporte buscarán una nueva final de Grand Slam.