LOS DEBATES SON TRADICIÓN DESDE EL KENNEDY-NIXON

LOS DEBATES SON TRADICIÓN DESDE EL KENNEDY-NIXON

El ganador de un debate en EE.UU. suele ganar 4 puntos en las encuestas

El debate decisivo del lunes en Atresmedia tendrá un formato inédito en la historia electoral de España, pero cuenta con antecedentes en la política internacional. Sobre todo en EE.UU., donde nació la idea. El primer debate fue el histórico Kennedy-Nixon de 1960, y dejó bien claro el poder de la imagen.

Hasta con un año de antelación se celebran los debates en Estados Unidos, porque se consideran sagrados y cruciales en este país. Se puede perder uno, como Barack Obama frente a Mitt Romney la última vez y lograr a pesar de ello la presidencia, pero no es lo habitual.

En su primera elección, Obama pasó tres días encerrado para prepararse contra John McCain, sabiendo que cada gesto puede ser determinante.

George Bush, cuando Al Gore se le acercó como un matón, le desarmó con una sonrisa que todavía se recuerda que resultó decisiva. Bush padre se puso a mirar el reloj cuando debía responder ante Bill Clinton y lo pagó muy caro.

Jimmy Carter perdió las elecciones contra el humor del exactor Ronald Reagan cuando este le dijo: “¡y venga a atacarme otra vez!”.

El más famoso debate, el primero, con John F. Kennedy insistiendo en hablar de pie tras conocer que su rival Richard Nixon padecía una secreta lesión de rodilla, a lo que añadía el republicano haberse presentado sin afeitarse.

El ganador de los debates suele subir 4 puntos en las encuestas, y si la elección es reñida, el debate es decisivo. En Estados Unidos siempre hay también debates entre candidatos a la vicepresidencia.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.