Se llama Ezequiel, tiene 54 años y es cubano. Llegó a España en los años 90, es gay y militante de Vox y coordinador de la formación en el distrito de Vallecas.

Ezequiel explica que desde que llegó a Vox ha sido para él su casa y siempre se ha sentido "uno más". Para entrar en la formación comenta que no tuvo que hacer ningún casting aunque explica que ahora si que es necesario. Él solo tuvo que decir que quería entrar, en ese momento se reunió con Rocío Monedero que da su perfil como válido.

Sobre el acto que celebró Vox en la discoteca madrileña Teatro Barceló hace dos semanas en el que se pitaron banderas LGTBI+ y comunistas, ha aseverado que no está claro que las banderas que se pitan sean las LGTBI+ y no las comunistas. Pese a ello, ha dicho que para él una familia natural es una formada por un hombre y una mujer.

Sobre las posibilidades de que la popularidad Vox suba en las próximas elecciones, ha explicado que se ha reunido con varias personas. Entre ellas con la comunidad gitana. Sobre ellos, ha explicado que no le parece justo que se les nieguen ayudas cuando tienen DNI y son ciudadanos legales y se las den a un 'sin papeles'.