Crimen en Sevilla

La llamada de auxilio de Elia, la adolescente asesinada en El Rubio: "Tengo miedo, ven a por mí"

Espejo Público habla con Francisco, exnovio de la joven de 17 años que ha muerto tras recibir un disparo en la cabeza en El Rubio (Sevilla) y por cuyo crimen su pareja se encuentra en prisión. Asegura este testigo que la víctima le reconoció que tenía miedo.

Publicidad

Prosigue la investigación del crimen de Elia, de 17 años, en El Rubio (Sevilla). La joven murió de un disparo en la cabeza después de que la madre de su pareja llamara a la Guardia Civil. Los investigadores tratan ahora de localizar el arma homicida con el que su pareja y presunto asesino termino presuntamente con su vida.

Entre los vecinos de El Rubio reina la rabia y el dolor tras el presunto asesinato de Elia, de 17 años, por parte de su pareja de 22. El juez envió ha enviado a prisión comunicada y sin fianza al presunto homicida. La víctima vivía en un local con su el detenido que dijo en un primer momento que la menor se había suicidado y después cambió de versión ante el juez y aseguró que murió de un disparo accidental en la habitación del solar en el que vivían.

El arma homicida no ha aparecido, es de fabricación casera por el presunto homicida que es aficionado a la caza, según ha relatado a los agentes.

El Ayuntamiento de El Rubio ha decretado 3 días de luto en recuerdo a la joven después de que su entierro se celebrara este miércoles. Ahora los esfuerzos de los investigadores se centran en encontrar ese arma para resolver el crimen. El presunto asesino declaró ante el juez que el artefacto se disparó de forma accidental y después se dirigió a un punto del arroyo donde se deshizo del arma.

Elia le pidió a su exnovio Francisco que la fuera a buscar

Espejo Público ha hablado con Francisco expareja de la víctima. Cuenta que Elia le llamó pidiéndole ayuda. Le dijo que tenía miedo y le pedía que la fuera a buscar. De un momento una otro le dijo que le tenía que dejar y cortó el teléfono. No volvió a saber nada de ella.

Francisco no tenía constancia de que Elia fuera una mujer maltratada pero su pareja y presunto asesino la controlaba mucho. Cuando le llamó le extrañó que quisiera volver a saber de él después de meses de haber terminado la relación. "Tengo mucho miedo, necesito que vengas a por mí", ese fue el último mensaje de la víctima.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad