PRIMARIAS EN UNO DE SUS FEUDOS

PRIMARIAS EN UNO DE SUS FEUDOS

Romney espera que sus palabras sobre el despido no le pasen factura en New Hampshire

Tras su victoria en Iowa, Mitt Romney confía en que las primarias en New Hampshire, donde lleva seis años haciendo campaña, fortalezcan su candidatura. Sin embargo, su error al afirmar que le gusta despedir gente podría pasarle factura.

Este martes se celebran primarias en New Hampshire pero en la práctica, se trata de dos primarias paralelas. Por un lado, el pelotón de candidatos que pelean entre sí para ser el único que tenga posibilidades de enfrentarse a Romney y por otro, el reto del propio Romney, que espera que sus últimas declaraciones acerca del despido no le cuesten votos.

La polémica se inició cuando Mitt Romney, de 63 años y familia multimillonaria, aseguró:  "Yo también se lo que es perder el empleo, en un par de ocasiones pense que me darían la carta de despido". Son palabras que suenan a cinismo por parte de una persona a la que frecuentemente se acusa de decir cualquier cosa para caer bien.

Después añadió una frase que todavía suena peor: "Me gusta poder despedir a la gente que presta algún servicio". Romney queria defender a las consumidores e incentivar la competencia entre las compañías de seguros sanitarios, pero sus palabras suenan fatal teniendo en cuenta la elevada tasa de desempleo.

Además, estas palabras hacen recordar el pasado del exgobernador de Massachusetts, quien hizo su fortuna personal reflotando empresas pero en ocasiones también despidiendo muchos empleados, casi como Richard Gere en Pretty Woman.

El resto de candidatos no han tardado en aprovechar este fallo imprevisto y han lanzado varios vídeos criticando sus palabras. Newt Gingrich asegura: "El sufrimiento de los americanos comenzó cuando Romney llegó a la ciudad" y Perry destaca: "Romney sí estaba preocupado por las cartas de despido, pero por si iba a tener el número sufuciente para repartir. Por su parte, Huntsman asegura: "A Romney le gusta despedir a la gente y a mi craer empleo".

Tras no haberse presentado en Iowa, Huntsman se lo juega todo a conseguir un buen resultado en New Hampshire con su centro derecha moderado, casi al estilo europeo. En principio tiene pocas posibilidades, pero nunca se sabe. En el primer colegio electoral, un pueblecito de 9 habitantes, Romney y Hatsman han empatado a dos votos cada uno.

Si gana, Romney se convertiría en el primer republicano que no es un presidente en ejercicio en ganar los dos primeros estados de la carrera por la nominación presidencial del partido, después de que lograra una victoria por solo ocho votos sobre Rick Santorum hace una semana en los 'caucus' de Iowa.

Un triunfo más rotundo este martes le daría impulso de cara a las citas en Carolina del Sur el próximo 21 de enero y en Florida el 31 de enero. En ambos estados también parte como favorito y ganar allí podría suponer prácticamente su nominación para enfrentarse al presidente demócrata Barack Obama en las elecciones del 6 de noviembre.

José Ángel Abad | EEUU | 10/01/2012

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.