Origi, Henderson, Fabinho, Wijnaldum, Salah, Firmino, Mané... El vestuario del Liverpool era una fiesta tras obrar la remontada ante el Barcelona en el partido de vuelta de semifinales en Anfield.

El equipo de Klopp hizo posible lo imposible y lo celebró en el vestuario. Allí, unos jugadores extasiados por el esfuerzo, sonreían, intercambiaban confesiones y bailaban.

Te puede interesar:

El Barça obró otro milagro: la remontada del Liverpool puso en pie al lesionado Keita

Ernesto Valverde: "Cuando te ganan y te remontan una eliminatoria así, no hay excusas"

Luis Suárez: "No puede ser que te marquen en un minuto dos goles, y en el cuarto gol parecíamos juveniles"