El psiquiatra José Carlos Fuertes apunta en 'Espejo Público' que los celos pudieron ser la principal motivación de la mujer que, presuntamente, coció la cabeza de su pareja para entregársela metida en una caja a una amiga.

Señala el facultativo que varias fuentes establecen que la amiga a la que María del Carmen dio la caja eran en realidad la amante de Jesús. El psiquiatra encuentra verosímil que la motivación de un acto tan macabro se encuentre detrás de un cuadro de celos. "Lo más normal es que cociera la cabeza para eliminar vestigios de restos orgánicos", señala.

María del Carmen tenía antecedentes policiales por estafa, era natural de Cádiz y muy conocida en la localidad cántabra en la que vivía con su pareja. Era especialmente conocida en la zona por su participación en la casa cultural de Andalucía.