La nueva medida aprobada por la EMT permite el acceso de los perros al autobús siempre que el dueño disponga de una tarjeta de autorización expedida por la EMT. Actualmente los animales ya podían bajar en los autobuses siempre y cuando fueran en sus transportines. El Ayuntamiento de Madrid destaca que "con esta modificación abres la posibilidad de que puedan ir en autobuses de la EMT perros más grandes".

La medida aprobada aclara que los perros deben estar sujetos con la correa y el bozal puesto y que estos animales estarán obligados a estar tumbados bajo el asiento que ocupe su dueño. Se permitirá la entrada de los perros al autobús todos los días de la semana excepto de lunes a viernes de 07.30 a 9.00h y de 16.30 a 19.00h. porque está considerado como el horario de más afluencia de pasajeros.

Solo estará permitido un animal por vehículo con el objetivo de garantizar la seguridad de viajeros y animales en situaciones donde haya aglomeraciones.

El nuevo reglamento aprobado por la EMT beneficia principalmente a los perros, que son los que más frecuentan el transporte público, pero también se ha tenido en cuenta al resto de mascotas.

La norma está a manos ahora del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM), el organismo que regula el transporte público en la región y que está en manos de la Comunidad de Madrid.