Microondas

Publicidad

Rutina

El motivo por el que no deberías calentar agua en el microondas si quieres evitar quemaduras

Todos lo hacemos. Calentar agua en el microondas es de las costumbres más extendidas: es rápido, fácil y no manchamos ningún recipiente de más. Pero cuidado, también puede ser peligroso.

¿Eres de los que calienta agua en el microondas? ¿Te vas a hacer un té y metes el vaso de agua en el microondas durante un par de minutos antes de meter la bolsita de té? ¡Cuidado!

El microondas no calienta como lo hace el horno o la vitrocerámica. Al calentar agua en una olla, el calor va de abajo a arriba, pero en el microondas, las moléculas del agua se orientan en un sentido. Así, el líquido puede alcanzar los 100 grados pero no llegar a hervir. Cogemos los objetos con las manos y por lo general, con menos cuidado que una olla en la vitro o una fuente en el horno.

Desde la Administración de Alimentos y Medicamentos de EEUU advierten de que, si calentamos agua en el microondas por encima del punto de ebullición, los 100 grados, "el más pequeño movimiento puede hacer que explote violentamente". Bien, dentro del mismo microondas o al retirar el recipiente del interior, con el peligro añadido de que suframos quemaduras.

Este riesgo de 'sobrecalentamiento' es mayor cuando calentamos líquidos que no tienen sólidos, como el agua.

Publicidad