EN DECLARACIONES A ESPEJO PÚBLICO

La hija de una expareja de Ana Julia en Burgos: "Una vez que empezó con mi padre la echaron de la carnicería y empezó a vivir a todo trapo"

Jessica, hija de una expareja de Ana Julia Quezada en Burgos ha relatado en Espejo Público como al ver a la detenida en las informaciones de la desaparición del pequeño Gabriel habló con la policía para relatar los hechos que vivió con ella años atrás. Ella no quería que se pensase que actuaba por venganza pero "es la cara que pone, la expresión, es algo que me dice en las tripas que ha sido ella que algo tiene que ver".

Publicidad

Espejo Público ha hablado con Jessica, la hija de Francisco Javier, la segunda pareja de Ana Julia Quezada en Burgos. La joven ha descrito a Ana Julia Quezada, detenida por la muerte del pequeño Gabriel Cruz, como "mala, es muy mala, muy fría y muy calculadora".

Jessica ha narrado varios episodios vividos mientras Ana Julia mantuvo una relación con su padre. "Hizo cosas muy feas y muy malas que una persona normal no haría. Mi padre cuando enviudó tuvo unos problemas y esta señora en su casa le tuvo toda la noche y toda la mediodía muy enfermo sin ni siquiera llamar a la ambulancia. Cuando llegó la ambulancia, después de llegar nosotros y discutir con ella, porque ella estaba jugando mientras yo vestía a mi padre y limpiaba a mi padre la ambulancia le estabilizó y lo llevó al hospital. En el hospital cuando lo atendieron los médicos me dijeron: 'es una caja de bombas no sabemos si va a poder salir'" y añade: "Mi padre tenía una trombosis que le bajó a la pierna. Le tuvieron que practicar una isquemia arterial y le tuvieron que quitar el músculo que hace que el pie se levante y ella mientras tanto estaba sentadita".

Jessica ha comentado además que "quiso casarse" con Francisco Javier unos días antes de fallecer éste. Jessica ha destacado también que "una vez que empezó con mi padre dejó de trabajar. La echaron de la carnicería y empezó a vivir a todo trapo".

Otro de los desagradables episodios que ha relatado Jessica ocurrió durante el ingreso en el hospital de Francisco Javier. "En la habitación de oncología mi padre entró en parada cardiorrespiratoria. Ella estaba sentada y no se dio cuenta. Se enteró porque entró la enfermera a tomarle la temperatura y no tenía pulso".

Al parecer, Ana Julia Quezada contó a Jessica el suceso de la muerte de su hija en Burgos. "Todo empezó porque mi marido es muy protector y ella me dijo que lo que tenía que pasar pasaba y me dijo que al poco de traer a la niña, ésta no se adaptaba. La niña lo pasaba muy mal, no comía y en una ocasión salió de la habitación cogió una silla, la puso en la ventana, abrió la ventana y la niña se tiró. La estuvieron investigando porque la policía decía que era muy raro que una niña tan pequeña hiciera eso sin darse ella cuenta ni enterarse, porque según ella, se dio cuenta cuando los vecinos comenzaron a chillar".

Jessica insiste en que Ana Julia Quezada es "mala" y advierte de que "el problema que tiene ella es que de cara a la gente es super buena, pero en cuanto alguien se le cruza y estropea sus planes es cuando se ve lo que es".

Publicidad