David Segovia, el alcalde de Pedro Bernardo, en la provincia de Ávila, ha denunciado la situación de "abandono" que ha vivido la localidad en las primeras horas del incendio, y ha reivindicado su derecho a "vivir dignamente" en el mundo rural.

El alcalde ha criticado que son ciudadanos "de cuarta división pese a pagar nuestros impuestos" y ha querido dar voz a la "rabia, indignación e impotencia" que se respira en el municipio y que ha llevado a los vecinos a concentrarse en la plaza de la localidad.

El alcalde de la localidad ha añadido que quieren vivir en el pueblo porque "no nos gusta la ciudad, pero parece que nos quieren echar". Y ha denunciado que en las primeras horas del incendio "nadie vino al pueblo". "He tenido que ser yo con concejales y vecinos del pueblo el que cogiera el camión antiincendios para hacer frente a las llamas porque era la única herramienta que teníamos para hacerlo", ha asegurado David Segovia. Aunque afirma que la situación ya está "controlada".

El edil ha insistido en que no se tiene que esperar a que el nivel de peligrosidad del incendio sea "el 0, el 1 o el 3", ya que, a su juicio, "deberían estar aquí desde el minuto 1", algo que, "no ha ocurrido".

David Segovia ha insistido en que esta situación se extiende también a otras áreas, como la sanitaria, donde, los vecinos tienen que recorrer más de 100 kilómetros para ir al hospital.

El factor humano, detrás del incendio

El consejero en funciones de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha confirmado que detrás de los dos incendios que han asolado en las últimas horas el sur de la provincia de Ávila está "la mano del hombre" y confía en que ambos se estabilicen "en las próximas horas".

Suárez-Quiñones, en declaraciones ha avanzado que el fuego de El Arenal se prendió "voluntaria, intencionada y criminalmente", para asegurar que se encontraba "sin llama", "estabilizado" y en el que se estaban haciendo labores de "enfriamiento" para evitar que el calor y el viento puedan reproducir un incendio "muy peligroso por sus características" y que ha sido atajado "gracias al esfuerzo relevante" del operativo.

Situación muy similar a la que se vive en Gavilanes y Pedro Bernardo, donde, después de una "noche muy complicada" porque un frente amenazó a viviendas del municipio", se encuentra ahora próximo a "estabilizarse".

El consejero en funciones ha agradecido al operativo desplegado en la zona su "enrome implicación" por la "complejidad del terreno". "Aquí ya se produjeron dos incendios similares en 1986 y 2000, pero gracias a la intervención de todas las administraciones la preocupación ha ido bajando", ha añadido.

En este sentido, ha querido mandar un mensaje de "tranquilidad" a la población porque los operativos están "perfectamente coordinados" para evitar daños personales y minimizar el que se hace al "patrimonio natural".

Por último ha recordado que solo el siete% de los incendios tienen un origen natural, y que del resto, el 51% son intencionados. De ahí que haya hecho un llamamiento para que si alguien tiene algún dato o noticia sobre el origen de estos dos fuegos se lo comunique a los cuerpos de seguridad del estado o al personal de la Junta.