El documental 'Diego Maradona' recoge 500 horas de material inédito en el que se cuenta las luces y sombras de la vida del futbolista. La película se centra en la etapa que vivió Maradona en el Nápoles, desde 1984 hasta 1991, la cúspide de su carrera, pero también el momento en el que el personaje acaba con el deportista.

"Cada semana en la vida de Maradona es interesante, excitante y dramática. Pero nos centramos en los años 80, y no sabía cómo los recordaría" explica Asif Kapadia, director de otros documentales como Amy, sobre Amy Winehouse o Senna muestra al mito del fútbol y de los excesos. “Es una película cruda pero al mismo tiempo muy amorosa” cuenta el biógrafo oficial de Maradona, Daniel Arcucci.

Maradona era todo en el fútbol pero pasó de ser "Dios" a ser, incluso, odiado en Italia cuando el jugador marcó un gol con la selección argentina contra la italiana. Un gol que les otorgó la victoria en la semifinal del Mundial de 1990 y que se celebraba, precisamente, en Nápoles. Ganó un mundial, dos ligas en Italia, la Uefa pero la cocaína y los excesos con las mujeres y la Camorra acabaron llevándole a los más bajo.

El documental se estrenó en el Festival de Cannes, al que el protagonista no acudió. En la cinta se incluyen los testimonios de su exmujer, Claudia Villafañe, su hermana María Rosa, la madre de su hijo, la napolitana Cristina Sinagra, además de algunos periodistas y preparadores que fueron importantes durante su carrera.

“Diego no tiene nada que ver con Maradona. A él le dije que con el primero me iría al fin del mundo y con el segundo no daría un paso. Él me respondió que sin Maradona Diego no habría salido de Villa Fiorito (su barrio natal). Lo malo es que Maradona arrastra a Diego por todos lados”, cuenta el preparador físico, Fernando Signorino.

También se trata la etapa en la que Maradona estuvo en el Barça. “Llegué a Nápoles después de una mala temporada en Barcelona. Allí me quedé sin plata. Primero estuve sin jugar por la enfermedad (una hepatitis) y después por una fractura de tobillo”, recuerda Maradona.