MIÉRCOLES, 13 DE MARZO

MIÉRCOLES, 13 DE MARZO

Chuletas de cerdo con salsa de cebolla y tomates asados

Las chuletas de palo son toda una delicia. Comerlas con las manos es todo un placer gastronómico. En esta ocasión, la receta de Karlos Arguiñano viene acompañada de una sala sabrosisiuma y unos tomates espectaculares.

Ingredientes 4 personas:

Consejo: Si quieres que el pan rallado quede gratinado, no coloques la tapa de los tomates cuando los metas al horno.

  • 4  chuletas de cerdo (con palo)
  • 2 cebollas rojas
  • 8 tomates (pequeños)
  • 2 dientes de ajo
  • 75 gr. de aceitunas negras (sin hueso)
  • 3 cucharadas de pan rallado
  • 100 ml. de agua
  • 100 ml. de vino blanco
  • aceite de oliva virgen extra
  • vinagre de Módena
  • sal
  • pimienta
  • 1 rama de romero
  • perejil


Elaboración:

Haz un majado con el romero y los dientes de ajo pelados. Coloca el majado en un bol y salpimienta. Añade un chorrito de aceite e introduce las chuletas. Úntalas con la mezcla y deja que maceren unos 15-20 minutos. Pela y pica las cebollas y ponlas a pochar en una sartén con aceite. Sazona. Cuando estén bien pochadas, agrégales el vino y el agua. Deja que reduzca unos 10 minutos a fuego suave. Tritura y reserva la salsa de cebolla.

Lava los tomates, córtales la tapa superior y vacíalos. Pica la carne del tomate, escurre y colócala en un bol con las aceitunas fileteadas. Añade un chorrito de vinagre de Módena y otro de aceite. Mezcla bien y rellena los tomates. Colócalos en una bandeja apta para horno. Espolvoréalos con el pan rallado y hornéalos a 180º C durante 15-20 minutos (con el horno precalentado). Coloca la salsa en un plato y encima las chuletas. Acompaña con los tomates, decora con una hojita de perejil y sirve.

 

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.