Un lavadero de coches de Alcalá de Henares colgó un cartel publicitario sobre su negocio en el que aparecían imágenes de mujeres limpiando el coche en actitud discriminatoria y vejatoria, según ha calificado el Ayuntamiento de la ciudad.

El consistorio solicitó su retirada, pero al no obtener respuesta, acudieron a la Fiscalía. Los dueños eran procedentes del este de Europa y la empresa llevaba en funcionamiento un par de meses.

Gente de la zona asegura que el lavadero tenía poco tránsito de clientes, lo que señalan como motivo principal de que utilizasen ese tipo de publicidad como reclamo.