Operación policial

El infierno de 3 esclavas sexuales en Badajoz: "Nos obligaban a practicar sexo sin preservativo y a consumir drogas"

La Policía ha desmantelado una red de proxenetas que obligaba a 3 mujeres marroquíes a ejercer la prostitución en Zafra (Badajoz). Las víctimas pasaron meses de calamidades y no se atrevían a denunciar porque pensaban que la Policía estaba compinchada con sus proxenetas.

Publicidad

Las mujeres de nacionalidad marroquí llegaron a nuestro país en busca de una vida mejor pero fueron captadas en un club de alterne en Zafra (Badajoz). A partir de ahí comenzaron a vivir una auténtica pesadilla de abusos, extorsiones y amenazas.

David Vigario, periodista, señala que en este caso el cabecilla de esta red de extorsión ha sido condenado a 26 años de cárcel. Era una mujer la que lideraba esta red que explotaba y maltrataba a estas chicas. Las jóvenes fueron localizadas por tres hombres marroquíes las reclutan diciéndoles que van a limpiar haciendo comidas en un hotel.

Los primeros días sí trabajan como cocineras y limpiadoras pero al final son obligadas a prostituirse. Una de ellas se llegó a quedar embarazada, sufrían extorsiones y se les aplica una deuda que tienen que ir devolviendo. Las mujeres no tenían documentación y era difícil denunciar ante la Policía sin pruebas. Hay incluso un momento en que las mujeres se marcharon del centro de prostitución pero volvieron porque no sabían a dónde ir.

"Nos obligaba a practicar la prostitución todos los días de la semana. Desde las 5 de la tarde hasta las 6 ó 7 de la mañana. Si no bajábamos a las 5 teníamos que abonar 40 euros, y si un día no trabajábamos 13. Nos amenazaba con que difundiría nuestros vídeos con los clientes, por internet o directamente a nuestros familiares. También nos decían que llamarían a la Policía para denunciar nuestra situación irregular y que nos reportarían a nuestro país".

Las jóvenes estaban totalmente sometidas y tenían que hacer lo que los clientes les pidieran: mantener relaciones sexuales sin preservativos o incluso consumir drogas.

Así siguió el rastro del prostíbulo la Policía

Fernando Rodríguez es inspector de Policía y está detrás de esta operación policial. Descubren esta trama en el club Olimpo porque las jóvenes comparecieron en la comisaría de Badajoz para presentar denuncia un sábado por la noche. Las jóvenes tenían libertad deambulatorio pero los extorsionadores las amenazaban para que no dieran el paso de denunciar.

Él mismo les tomó la denuncia. Las víctimas estaban convencidas de que la Policía estaba compinchada con sus extorsionadores. "Vinieron hasta Badajoz, que estaba a 80 kilómetros del club porque tenían miedo a ir a una comisaría cercana".

El perfil de la cabecilla de los proxenetas es el de una mujer marroquí nacionalizada en España.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad