La Junta de Andalucía ha abierto un procedimiento sancionador por una infracción "muy grave" en materia de seguridad minera al propietario de la finca de Totalán (Málaga) y a la empresa de perforación del pozo en el que cayó y murió el pequeño Julen el pasado mes de enero.

El procedimiento sancionador se ha conocido tras la reunión que han mantenido el delegado del Gobierno en Andalucía, Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, con representantes de la Junta, de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), de tres confederaciones hidrográficas y de la Guardia Civil, para intensificar el control de los pozos ilegales.

En rueda de prensa, Gómez de Celis desveló que la Junta de Andalucía había anunciado durante la reunión que se había presentado un procedimiento sancionador, aunque no especificó el alcance del mismo, algo que han confirmado a Efe fuentes de la Consejería de Hacienda, competente en materia de minas.

También te puede interesar...

700 mil euros, el coste del rescate de Julen

La Junta concederá la medalla de Andalucía al equipo de rescate del pequeño Julen

La Guardia Civil cree que el tapón que se formó sobre Julen fue producto de su caída en el pozo