Andy Soucek vivió un gran susto en plena prueba. Mientras los mecánicos repostaban, y durante el cambio habitual de pilotos, la manguera no enganchó y el combustible se escapó fuera del vehículo.

Las llamas no tardaron en aparecer en el coche. Todo un susto que acabó sin heridos y con el coche intacto.

Te puede interesar:

La historia de superación de Raúl Torras: del grave accidente en Macao a la vuelta a su trabajo como Mosso d'Esquadra