El pasado 15 de noviembre, Raúl Torras volvió a nacer. El español tuvo un espeluznante accidente en el circuito de Macao mientras conducía una moto y sufrió múltiples lesiones.

Aceleró a fondo en una recta hasta tocar parte del muro con el hombro. Su moto se incendió a más de 200 km/h: "Podía haber sido una caída fatal". Además, habla sobre el circuito de Macao: "No es de los mejores en cuanto a seguridad, pero sí en leyenda".

"Lo más grave fue la conmoción cerebral", recuerda Torras, que tras dos meses de baja ya ha vuelto a su trabajo como Mosso d'Esquadra de tráfico. "Ha sido muy duro, también mentalmente".

Pese a todo, Raúl Torres afirma que volverá a repetir experiencia, porque la moto es parte de su vida. Eso sí, da un último consejo a los conductores más temerarios: "Quema tus ansias de correr en un circuito".