Champions League

El Real Madrid, último bastión de España en Europa

Los blancos, único equipo español que supera la fase de grupos y que probablemente lo haga como 1º. El Barcelona cayó con estrépito y a dos jornadas del final, el Atlético de Madrid, cruelmente, y el Sevilla murió matando.

Vinicius Junior en el partido de la Champions League del Real Madrid contra el Leipzig

Vinicius Junior en el partido de la Champions League del Real Madrid contra el Leipzig Getty

Publicidad

La noche del miércoles 26 de octubre quedará grabada con sangre en la memoria del fútbol español: dos grandes cayeron de la Liga de Campeones de la UEFA en la fase de grupos, el Fútbol Club Barcelona salió 'muerto' al Camp Nou y el Bayern de Múnich terminó rematándole, el Atlético de Madrid, creyó hasta el final y cuando el fracaso se consumía el VAR le dio alas, un penalti les pudo salvar pero Carrasco lo erró, Simeone y sus pupilos estaban KO, y otra vez en casa.

Un día antes el Sevilla dijo adiós a la máxima competición europea con honores, venciendo y goleando al Copenhague en casa, pero el empate del Dortmund ante el City le condenaba a la Europa League. A esa misma hora el Real Madrid, irónicamente, perdía el primer partido de la temporada (3-2 ante el Leizpig) pero a diferencia del resto de compatriotas, los blancos habían hecho los deberes y eso fue en la jornada 4, ahí se metieron en octavos y también ahí Atleti y Barça empezaban a hundirse en el pozo. Solo sobrevivió el Real Madrid, otra vez.

200 millones y 2, 3 o 4 palancas después... Europa no perdona

Empecemos por el Barça... Se acabó lo que se daba, ya no hay milagro al que aferrarse ni equipo (Plzen) al que encomendarse. El Barça de Xavi y las famosas palancas cayó eliminado, otra vez, en la fase de grupos, con dos jornadas aún por disputarse y volviendo a dejar una imagen bochornosa que evidenció que este equipo sigue sin estar para competir con los grandes, al menos fuera de España.

El Barcelona salió a jugar herido y desmotivado ante un gigante de Europa que no se anda con miramientos... y salió escaldado, como se esperaba, ya ni sorprendió la goleada. El Inter, dos horas antes, hizo sus deberes (3-0 ante el Plzen para meterse en octavos). Los culés pidieron orgullo a su equipo pero lejos de eso, carecen de carácter, automatismos, confianza y jugadores que se echen el equipo a la espalda. 200 millones y 2, 3 o 4 palancas después, Europa no perdona. Eso sí, Xavi no cambia su discurso: "Ha sido cruel, nos merecimos pasar, fueron errores nuestros". Tropezó dos veces en la misma piedra y sigue sin ver el problema.

El Madrid, último bastión de España en Europa
El Madrid, último bastión de España en Europa | EFE/Antena 3

Al Sevilla... no le dio

Al Sevilla, simplemente, no le dio. En verano perdió 3-4 piezas claves y no supo reponerse, más bien no le dejaron, Lopetegui se encontró un equipo desbalijado y sin opciones de pelear en un grupo muy lejos de su nivel. Sus primeros partidos le lastraron y le dejaron en la lona, la llegada de Sampaoli levantó los ánimos y un empate ante el Dortmund y la victoria en casa ante el Copenhague permitieron al Sevilla morir matando.

El Atleti, siempre al filo de la navaja

Lo del Atleti tiene un análisis más completo, siempre al filo de la navaja, con la defensa hecha unos zorros perdió hace tiempo ya esa señal de identidad que caracterizó siempre a Simeone, el equipo avanza desde la defensa. Venció al Oporto en el 101 en casa y no volvió a ganar. 7 goles encajados en 5 partidos son muchos, la falta de eficacia ofensiva lastró al equipo en varios partidos y cuando te dejas los deberes para el final te suelen salir mal. Luchó hasta el final y cayó cruelmente en un grupo en el que tenía que haber pasado.

El rey de Europa avanza y 'sostiene' a España

Todos cayeron, unos antes, otros después, algunos se lo merecían, otros no, algunos no tuvieron suerte, otros ni pudieron optar a ella. Todo lo que quieran, pero el Madrid es el único que sigue en pie. Cayó en un grupo asequible, si, pero cumplió, como siempre hace. Jugando bien, regular, o mal, con rotaciones o sin ellas, con Benzema o sin Benzema, encajando más o menos goles, pero siempre sobrevive. Ese gen europeo que solo él sabe cuando sacar le mantiene un paso por delante del resto, como si supiera cuando tiene que jugar y cuando puede 'jugar' con el resultado.

Los blancos ganaron sus 3 primeros partidos, haciendo los deberes desde el principio para no esperar sorpresas de última hora, en Europa no puedes dejarlo para el final, cumplió y luego se relajó, cuando lo hizo no pudo ni con el Shakhtar ni con el Leizpig, mientras estaba 'de vacaciones' sus compatriotas iban cayendo de uno en uno al agujero. El Madrid ni jugó su mejor fútbol, ni defendió bien, ni destacó en prácticamente ningún partido de Champions, pero hizo lo más difícil: pasar, y seguramente como primero de grupo. Cumplió con su deber, que parece no ser tan fácil. El Madrid, bastión español en Europa.

Publicidad