Momento en que la moto en la que iba Ryan Moss sale por los aires

Publicidad

Hawái

Un fotógrafo se parte la espalda cuando su moto de agua trataba de escapar de una ola gigante en Hawái

Ryan Moss, fotógrafo de surf y olas gigantes, voló en la moto que trataba de escapar de una serie gigante de olas en Hawái. El terrible impacto le ha costado una fractura en costillas y columna vertebral.

Ryan Moss tardará en recuperarse y olvidar lo que ocurrió el pasado sábado 16 de enero del 2021 en Hawái. Ese día, ya bautizado como 'the big saturday' por el tamaño de las olas, sufrió un terrible accidente en el North Shore hawaiano.

Todo ocurrió de repente, sin previo aviso, cuando una serie de olas más grandes de lo normal aparecieron por el horizonte. La mayoría de motos de agua estaban en el brazo de la ola, lejos de la rompiente y salvo de las inmensas olas, pero esa serie lo trastocó todos.

En el vídeo que acompaña a esta noticia se puede ver como al ver esa serie todas las motos tratan de escapar. Algunas lo logran, pero otras no consiguen calcular bien el tamaño, fuerza y velocidad de las olas de esa serie. En el minuto 2:20 del vídeo se puede ver como la moto en la que iba Ryan Moss sale volando al alcanzar la cresta de una ola gigante en Hawái.

El propio Moss relata lo ocurrido: "No había agarradera en el jet ski, así que no podía levantarme y esperar que mis piernas absorbieran el impacto, por lo que me quedé sentado. Lo siguiente que recuerdo es un ruido sordo, como si la moto se hubiera partido por la mitad".

La moto de agua aguantó el impacto pero la espalda de Mosso no. Y es que el tremendo impacto le ha costado a este fotógrafo una compresión del 50% en la L4, así como fracturas en costillas y la columna vertebral.

"A menudo se dan por sentadas pequeñas cosas como la capacidad de vivir sin dolor, la de cagar sin sentir que tu estómago va a explotar o simplemente caminar. Mentiría si dijera que no me está siendo difícil. Ponerse de pie y dar 8 pasos fue un gran logro, a pesar de tan pequeña hazaña. Tomé esta foto antes del accidente. Mirarla me recuerda que en ese momento era feliz. Qué bonita era esa ola gigante. Me queda un largo camino por recorrer, pero estoy de buen humor y siguiendo las medidas necesarias para recuperarme. Gracias a todos", resume Ryan Moss en su cuenta de Instagram.

Publicidad