Una mujer ha resultado intoxicada tras explotar la batería de un aspirador en su vivienda en Rioseco, en la provincia de Valladolid.

Los hechos ocurrieron durante la madrugada cuando la pieza de un aspirador salió despedida en llamas y cayó sobre un sofá causando un incendio en el salón de la vivienda.

Los ladridos del perro despertaron a la joven, que salió corriendo para ver qué pasaba y encontró su salón envuelto en llamas.

Ante la situación, según recoge el medio 'El Norte de Castilla', la mujer avisó a los vecinos, que le ayudaron a sofocar el fuego antes de la llegada de los Bomberos.

El incendio se produjo por una sobrecarga de la batería, que hizo que esta saliera despedida en llamas hasta el sofá. Las otras baterías fueron a parar a las cortinas, a un mueble de madera y otras al suelo.