Tina Hines es una mujer de Arizona que sufrió un paro cardíaco y cuyo corazón se paró durante cerca de media hora.

Hines se disponía a disfrutar de un paseo junto a su marido cerca de su casa de Phoenix cuando se derrumbó. Rápidamente su marido le practicó la maniobra de reanimación cardiopulmonar y llamó al Servicio de Emergencias para que fuera trasladada al hospital.

Allí los médicos tuvieron que utilizar un desfibrilador para salvar la vida de Tina, cuyo corazón se paró durante 27 minutos.

Una vez estabilizada, la mujer se despertó y trató de comunicarse, pero al estar entubada no podía hablar. En ese momento hizo un gesto para que sus familiares le acercaran un papel y un bolígrafo y en ese momento escribió un enigmático mensaje que decía 'es real'. Al preguntarle sobre lo que había escrito, Tina miró hacia arriba y señaló al cielo.

Una vez recuperada, Tina explicó a medios locales que mientras estuvo en parada cardíaca vio una figura parecida a la de Jesús parado frente a unas puertas y una luz muy brillante: "Era muy real, los colores eran muy vibrantes", aseguraba.

Según recoge 'Clarín', existen estudios que aseguran que entre un 10 y un 20% de quienes sobreviven a un paro cardíaco aseguran haber tenido visiones y experiencias sensoriales cercanas a la muerte.

Un estudio de la Universidad de Michigan explica que al sufrir un paro cardíaco se experimenta una actividad con niveles de excitación e hiperactividad, lo que podría explicar estas visiones.