LA NAVE ENCALLÓ A 500 METROS DE LA ISLA DE GIGLIO

LA NAVE ENCALLÓ A 500 METROS DE LA ISLA DE GIGLIO

Detienen al comandante del crucero Costa Concordia naufragado en Italia

Francesco Schettino, comandante del mayor crucero italiano, el Costa Concordia, que naufragó en el mar Tirreno frente a las costas de la isla de Giglio, podría enfrentarse hasta a 12 años de cárcel.

La fiscalía de Grosetto ha anunciado la encarcelación del comandante del crucero Costa Concordia, Francesco Schettino, tras el hundimiento del buque cerca de la isla de Giglio, según la agencia italiana Ansa. La decisión ha sido tomada tras un largo interrogatorio a Schettino.

Verusio interrogó durante varias horas a Schettino, de 52 años y natural de Nápoles (sur de Italia), después de que anoche la embarcación, con 4.229 ocupantes a bordo, encallara a unos 500 metros de la isla toscana de Giglio, al chocar con unas rocas.

La fiscalía, según los medios italianos, le acusa de homicidio culposo múltiple, naufragio y abandono del barco mientras muchos pasajeros aún se encontraban dentro de la nave. Por ello podría enfrentarse a una pena de hasta 12 años de cárcel.

Verusio indicó que el impacto con las rocas se produjo a las 21.45 hora local y las capitanías de los puertos de la zona no fueron advertidos de inmediato.

Conforme a una primera reconstrucción de lo sucedido hecha por Verusio, el comandante del "Costa Concordia" se acercó demasiado a la isla de Giglio, hizo una maniobra "inexperta" y el casco de la nave chocó con un escollo por su parte izquierda. En escasos minutos entró muchísima agua en el barco, añadió el fiscal.

El comandante Schettino aseguró que las rocas no estaban en el mapa que llevaba la embarcación, en cuyo puente de mando se encontraba cuando se produjo el choque, según la naviera propietaria del barco, Costa Crociere.

El naufragio ha causado hasta el momento tres muertos -un peruano y dos franceses- y 40 heridos, mientras que entre 60 y 70 personas no han sido localizadas, dijo el comandante Cosimo Nicastro, del Comando General de la Guardia Costera.

Nicastro señaló a la prensa en Porto Santo Stefano, el puerto más cercano a la isla de Giglio, que se trata de una cifra que no es definitiva, ya que los submarinistas tienen aún que inspeccionar la parte interior del barco, que está escorado 80 grado y hundido en un banco de arena de 30 metros de profundidad.

Agencias | Roma | 15/01/2012

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.