Probablemente, era lo último que Emma esperaba encontrarse en una etiqueta con las instrucciones de lavado de un pantalón. Un pantalón masculino, por cierto. Junto a las instrucciones, aparecía esta frase: 'Give it to your woman. It's her job'. ('Dáselos a tu mujer, es su trabajo').

Primero fue la sorpresa. Luego el enfado y la indignación. Y, por último, el pasar a la acción. La joven -editora de la versión digital de 'The Telegraph', subió la imagen a twitter, originando el consiguiente revuelo.

Entre los tuits, un poco de todo: muchos de enfado, otros de indignación....pero para algunos, parecía una broma y había que tomárselo como tal. También hubo algunos que argumentaron que esa etiqueta reflejaba la cruda realidad del reparto de tareas en los hogares entre hombres y mujeres.

La empresa Madhouse, encargada de fabricar los pantalones, ha tenido que salir a hablar y ha dicho que desconocía esa frase de la etiqueta.