COVID-19

La nueva ministra de Nueva Zelanda se aplica las recomendaciones contra el coronavirus: "No se va a celebrar mi boda"

Jacinda Ardern, la primera ministra de Nueva Zelanda quiere dar ejemplo a sus compatriotas, y ha decidido cancelar su boda ante la situación del COVID-19 en el país.

En resumen

Publicidad

La primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, se ha sumado a los dirigentes mundiales que quiere dar ejemplo ante sus compatriotas, al contrario de lo que hizo Boris Johnson durante las duras restricciones en Reino Unido. Por ello, ha anunciado la cancelación de su boda prevista con Clarke Gayford después de informar de las nuevas restricciones impuestas por el COVID-19: "No se va a celebrar mi boda".

"Así es la vida", ha explicado Ardern en una rueda de prensa en la que ha indicado que el país pasa al nivel más alto de restricciones ante la difusión de la variante ómicron del coronavirus, como ocurre en muchas otras partes del mundo. Por ejemplo, en España esta variante es, probablemente, la causante de la sexta ola del COVID-19, que parece que ahora empieza a desacelerarse.

Nuevas restricciones en Nueva Zelanda

La nueva normativa anunciada por Jacinda Ardern para Nueva Zelanda, en un intento de contener los contagios del COVID-19, recoge la prohibición de que se reúnan más de cien personas vacunadas en ningún evento y la obligatoriedad del uso de mascarilla en los comercios y en el transporte público.

En cualquier caso, este país es uno de los que han registrado menos contagios por coronavirus desde el inicio de la pandemia, con un total de 15.550 casos confirmados. Además se han contabilizado 55 muertes. El último balance, publicado este domingo, incluye 71 casos y el objetivo es detener su propagación antes de que sea incontrolable, como ocurre en la mayoría de los países del mundo.

Publicidad