CON MÁS DEL 90% ESCRUTADO

La ambigüedad de los 'comunes' les pasa factura en las elecciones catalanas

Los pactos con Catalunya en Comú-Podem, coalición encabezada en las elecciones por Xavier Domènech, ya no parecen indispensables para la gobernabilidad de Cataluña tras una campaña electoral protagonizada sobre la ambigüedad de si apoyarían o no al bloque independentista, que finalmente no los necesita para gobernar.

El líder de Catalunya en Comú, Xavier Domènech

Publicidad

Los 'comunes' podían erigirse como la llave para que uno de los dos bloques, el llamado constitucionalista o el independentista, pueda gobernar Cataluña, pero, con más de la mitad de los votos escrutados, ERC (32 escaños), la CUP (4) y Junts per Catalunya (34). Por lo tanto, los pactos con Catalunya en Comú-Podem (8 diputados), coalición encabezada en las elecciones por Xavier Domènech, ya no parecen indispensables para la gobernabilidad de la comunidad autónoma después de que su campaña se caracterizada por la ambigüedad de si facilitarían o no un gobierno independentista, a pesar de que siempre mantuvieron que no lo harían en una posible investidura de Ciudadanos.

Xavier Domènech, historiador que desde el activismo social se implicó en la política, se ha consolidado el último año como el puente entre los comunes, que tienen a la alcaldesa Ada Colau como figura visible, y el Podemos de Pablo Iglesias. En una campaña salpicada por el encarcelamiento de los exconsellers y por el 155, los 'comunes' siempre han criticado la postura del Gobierno en Cataluña, sobre todo, la aplicación del artículo 155 de la Constitución.

CatSíqueesPot, nombre con el que se presentó la coalición en 2015, obtuvo 11 escaños en aquellas elecciones autonómicas y descendía hasta los 9 en el último CIS del 4 de diciembre, uno más que el resultado final.

Publicidad