TRAS LA CONVOCATORIA DE RAJOY

La investidura del nuevo president deberá celebrarse como máximo el 31 enero

Al final del debate de investidura se procede a una votación en la que quien se postula para presidir la Generalitat debe obtener mayoría absoluta, es decir un mínimo de 68 sobre 135. En caso de no reunir los apoyos puede someterse a un segundo debate, que se celebraría dos días después, y que culmina con otra votación en la que sólo necesita mayoría simple.

Parlamento de Cataluña

Publicidad

TRAS LA CONVOCATORIA DE RAJOY

La investidura del nuevo president deberá celebrarse como máximo el 31 enero

Al final del debate de investidura se procede a una votación en la que quien se postula para presidir la Generalitat debe obtener mayoría absoluta, es decir un mínimo de 68 sobre 135. En caso de no reunir los apoyos puede someterse a un segundo debate, que se celebraría dos días después, y que culmina con otra votación en la que sólo necesita mayoría simple.

La sesión de investidura del nuevo presidente de la Generalitat deberá tener lugar en el Parlament como muy tarde el 31 de enero, después de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, haya avanzado que la constitución de la cámara catalana se celebrará el 17 de enero.

Rajoy ha optado así por no apurar el plazo legal que establece que la constitución del Parlament debe realizarse dentro de los 20 días hábiles posteriores a las elecciones, celebradas el pasado 21 de diciembre, con lo que la fecha tope era el 23 de enero.

En los diez días hábiles posteriores a la sesión constitutiva debe celebrarse el debate de investidura del nuevo presidente de la Generalitat, por lo que el límite se sitúa en el 31 de enero.

Al final del debate de investidura, que suele prolongarse a lo largo de dos jornadas, se procede a una primera votación, en la que quien se postula para ocupar la presidencia de la Generalitat debe obtener la mayoría absoluta de los votos, es decir, un mínimo de 68 sobre 135.

En caso de no reunir suficientes apoyos, puede someterse dos días después a un segundo debate, que culmina con otra votación en la que es suficiente la mayoría simple de la cámara, es decir, más votos a favor que en contra.

El artículo 67.3 del Estatut prevé que, si transcurridos dos meses desde la primera votación de investidura se sigue sin haber podido elegir al president, el Parlament queda disuelto "automáticamente", lo que conduciría a unas nuevas elecciones al cabo de 54 días, es decir, a finales de mayo.

Publicidad