El jugador subió la foto el 12 de agosto, día en el que cumplía 20 años. En la imagen podemos ver a Rodrigo Zalazar en las vías del tren que transportaban a los prisioneros al campo de concentración.

Obviamente la reacción de las redes sociales no se hizo esperar y le llovieron todo tipo de críticas por lo que se vio obligado a borrar la foto y ha publicar un mensaje de arrepentimiento desde el Instagram del club polaco en el que juega, el Korona Kielce.

"No fue mi intención insultar a las víctimas del campo de concentración. No sabía exactamente dónde me encontraba cuando estaba haciendo esta foto. Me avergüenzo de mi acto porque sé que ocurrió detrás de esa puerta", explicó Zalazar en el vídeo