Atresmedia utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia de navegación y realizar tareas de análisis.

Al continuar con tu navegación entendemos que das tu consentimiento a nuestra política de cookies.

Continuar
LA DGT PREVÉ 40,7 MILLONES DE DESPLAZAMIENTOS EN AGOSTO

Escasas retenciones en el arranque de la operación del 1 de agosto

Desde que empezó el dispositivo especial a las 15 horas, se ha producido un accidente mortal en las carreteras españolas, en el que ha perdido la vida un hombre. Se salió de la vía en la provincia de Barcelona.

Atasco en la carretera Gran atasco en la carretera | Foto: antena3.com

Agencias  |  Madrid  | Actualizado el 31/07/2012 a las 21:01 horas

La tranquilidad y las escasas retenciones han sido la nota dominante en las primeras horas de la operación especial de Tráfico del 1 de agosto que ha comenzado a las 15.00 horas de este martes y terminará la medianoche de este miércoles. Se esperan 2,7 millones de desplazamientos de largo recorrido entre estos dos días.

Según la Dirección General de Tráfico, en estas horas se ha registrado un único accidente mortal en las carreteras españolas, en el que ha perdido la vida un hombre, en una salida de vía en la provincia de Barcelona. Por la tarde, la circulación ha sido lenta en las rondas de Barcelona, B-10 y B-20, y en la C-58 en dirección a la ciudad condal.

También ha habido otros tres puntos con problemas debido a accidentes: en Sevilla, en la A-476; en Riudellots de la Selva (Girona), en la AP-7; y en Pobla de Claramunt (Barcelona) en la C-15. Por último, en la localidad conquense de Minglanilla también ha habido circulación lenta en la A-3 en dirección a Valencia debido a la avería de un vehículo que ocupa el arcén y parte de un carril.

Durante estos dos días de operación coinciden en las carreteras los conductores que comienzan sus vacaciones en agosto con aquellos que las finalizan, mientras que continua el paso por España de vehículos de magrebíes que se dirigen a sus países de origen o regresan a Europa. Para este 1 de agosto, se esperan posibles retenciones de salida en las grandes ciudades, ya que coincidirán en la carretera los conductores que comienzan sus vacaciones con aquellos que se desplazan por motivos laborales. Problemas de circulación que se trasladarán por la tarde-noche a las zonas de destino en las costas.

Las vías más afectadas serán las de Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía. No obstante, la tendencia de los últimos años es que los ciudadanos fragmenten las vacaciones y las disfruten en periodos más cortos. Por este motivo, y durante todo el verano, la DGT continuará poniendo en marcha dispositivos especiales de regulación y vigilancia del tráfico durante todos los fines de semana.

Para garantizar la fluidez del tráfico, la DGT ha instalado carriles adicionales y ha restringido la circulación de camiones, vehículos especiales y mercancías peligrosas en las horas más conflictivas. Además, se han establecido itinerarios alternativos a las autovías afectadas por obras. Trabajan en el dispositivo los 10.000 agentes de la Guardia Civil ayudados por los 600 funcionarios y personal técnico especializado de los Centros de Gestión de Tráfico, así como los 13.000 empleados de las empresas de conservación de carreteras.

Durante este mes de agosto, en el que se esperan más de 40 millones de desplazamientos, Tráfico va a poner en marcha una campaña especial de control de velocidad -del 20 al 26 de agosto-, con especial atención a las carreteras convencionales, en las que se registran la mayor parte de accidentes y fallecidos. Precisamente, la DGT ha terminado de reparar los radares que estaban averiados por falta de mantenimiento, por lo que a día de hoy están operativos unos 750 dispositivos de control de velocidad, aproximadamente unos 550 fijos y el resto móviles.

En una comparecencia parlamentaria el pasado 17 de abril, la directora general de Tráfico, María Seguí, reconoció que se estaba registrando una "ligera" reducción en la recaudación por multas por culpa de la falta de mantenimiento de los 750 radares existentes en las carreteras, "muchos de los cuales han dejado de funcionar este último año". Las fuentes consultadas han explicado que la DGT ha firmado un nuevo contrato de mantenimiento para estos dispositivos, de forma que se han ido poniendo en funcionamiento progresivamente aquellos radares que estaban inoperativos.

Compartir en:
Cerrar ventana
Cerrar ventana