CARA A CARA EN 'SALVADOS'

CARA A CARA EN 'SALVADOS'

Iglesias y Rivera contrastan sus principales propuestas en un debate a dos

Jordi Évole sentó en un bar de Barcelona a tomarse un café y debatir, a Pablo Iglesias y Albert Rivera. En un formato nada habitual han abordado temas como el paro, la inmigración, la corrupción o la sanidad. El debate ha dejado espacio para anécdotas como que ambos han reconocido que en el pasado han pagado alguna vez en negro. "Es imposible no pagar algo en España en negro", han comentado.

Los líderes de Ciudadanos, Albert Rivera, y Podemos, Pablo Iglesias, se han sentado cara a cara en el programa de laSexta 'Salvados', donde los dos han estado de acuerdo en numerosas cuestiones, hasta el punto de que Iglesias ha bromeado con sus coincidencias: "Como esto siga así, nos presentamos juntos".

Ambos derogarían la Ley Mordaza en el caso de llegar al Gobierno y obligarían a la Iglesia a pagar el IBI en los que serían dos de las coincidencias de sus programas políticos.

Han coincidido también también en que no pagarían indemnizaciones por el Caso Castor salvo que la ley les obligue y que abonarían las ayudas a los dependientes -un derecho de ley según Rivera y una obligación según Iglesias-.

En su opinión él y Rivera se reunirían "con el mismísimo diablo" si fuese importante para el país, a lo que Rivera ha contestado que "no es suficiente con cuadrarse, gritar o hacer poses" para quien lo importante es reunirse con la gente con propuestas para que España funcione mejor.

MERCADO LABORAL

El líder de Podemos tiene como una de sus prioridades en materia económica acabar con la temporalidad y la precariedad en el mercado laboral, tratando de instaurar un sistema que proteja más a los trabajadores, acabando con los contratos temporales y reactivando la economía.

El número uno de Ciudadanos opina al respecto que lo primero es "crear riqueza para después repartir" y reivindica un contrato único indefinido y progresivo desde el primer día para acabar con la dualidad y con la precariedad.

Rivera no cree que la subida del salario mínimo por decreto sea una solución lo que sustituiría por un complemento salarial -vía IRPF- que el Estado abonaría a los trabajadores, mientras que Iglesias reivindica la subida del salario mínimo acercando además al mismo las rentas mínimas de reinserción.

¿NACIONALIZAR LOS SERVICIOS PÚBLICOS?

Desde Podemos hay un convencimiento claro de no nacionalizar una empresa si asume el principio de competitividad pero sin "forrarse" a costa de los ciudadanos, para lo que defienden de forma prioritaria los principios y derechos básicos recogidos en la Constitución que reconoce la nacionalización en sectores estratégicos en aras del interés público.

Desde Ciudadanos se cree al respecto en "la competencia de verdad y no en el capitalismo de amiguetes" lo que además está legislado desde las directrices europeas.

"Nacionalizar los servicios públicos de un país e impedir la competencia y que los sectores bajen los precios, no existe en Europa, es una ideología del pasado", ha afirmado Rivera, quien ha añadido que en el caso de una empresa que no garantice un servicio básico deberá ser sancionada a través del tribunal de la competencia.

"No podemos tener un supuesto mercado con árbitros comprados", añade Rivera para quien el PP ha acabado con el tribunal de la competencia "si es que existía"

PENSIONES

En materia de pensiones el líder de Ciudadanos propone regresar al Pacto de Toledo y garantizar la subida de las mismas en función del IPC mientras que el número uno de Podemos derogaría la actual reforma y bajaría la edad actual de jubilación.

CATALUÑA Y EL CUPO VASCO

Rivera ha negado con rotundidad que un referéndum sobre la independencia de Cataluña sea una solución. "Quiero reformar España pero no romperla", ha sostenido.

Iglesias se ha mostrado partidario de "permitir y promocionar" el referéndum para, entre otras cosas, evitar que el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas, puede presentarse ante los catalanes como "Jesucristo".

"Dirá", ha dicho en referencia a Mas, "hostias, que hay que votar de verdad; y estoy convencido de que la mayoría de los catalanes dicen que España no es Rajoy". Su propuesta es que Cataluña votará ser "una nación dentro de España".

Ambos líderes han cuestionado el cupo vasco, aunque Rivera ha sido más contundente a la hora de defender su derogación para confluir hacia una "hacienda común" sin privilegios. Por su parte, Iglesias ha defendido que Otegi no debería seguir en prisión y también se ha mostrado contrario de mantener a los presos de ETA lejos de las cárceles de Euskadi ya que, ha dicho, esto perjudica sobre todo a sus familiares.

SANIDAD

Ambos han discrepado también en materia sanitaria de la que Pablo Iglesias ha criticado las privatizaciones y no dar servicio a los inmigrantes en situación irregular - "los sin papeles son víctima de una desgracia administrativa", señala -, mientras que Albert Rivera defiende esa negativa como es común al resto de países europeos de nuestro entorno.

El debate ha dejado espacio para anécdotas como que ambos han reconocido que en el pasado han pagado alguna vez en negro. "Es imposible no pagar algo en España en negro", ha comentado Iglesias.

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.