La Guardia Civil investiga la compra de dos motosierras por parte de la presunta autora del crimen el mismo mes que desapareció Jesús Mari. Sospechan que probó con una manual comprada en una tienda, pero al no lograr el objetivo deseado acudió a internet y se hizo con una con motor.

'Espejo Público' ha podido saber que la acusada compró una sierra manual de unos 33 centímetros en un primer momento y seguidamente se hizo con una sierra eléctrica de las que se usan para podar setos.

De momento se mantiene el secreto de sumario en el caso lo que hace pensar se esté investigando algún tipo de colaboración en el crimen. Carmen no ha declarado pero aseguró extraoficialmente que se encontró la caja con el cráneo de Jesús en la puerta de su domicilio y lo guardó "porque era el único recuerdo que tenía de él".

Puedes volver a ver toda la información en Atresplayer.