Biografía

El futbolista Dani Benítez y su descenso a los infiernos: "Toda la gente joven bebe"

Dani Benítez quiere ponerle voz a su propia historia en un libro en el que repasa su biografía: 'Mi historia la cuento yo'. En él relata cómo las drogas y el alcohol le llevaron a perderlo todo.

Publicidad

Si hay una fecha que Dani Benítez tiene grabada en su memoria esa es la del 15 de febrero de 2014. Ese día fue la primera vez que el futbolista se metió una raya de cocaína. Algo que se hizo público después de que Benítez diera positivo en un control antidoping.

Justo cuando mejor le iba en el fútbol y Guardiola se fijaba en él las adicciones y un carácter complicado le llevaron a un descenso a los infiernos. Aquella noche de 2014 Dani estaba de fiesta con unos amigos. Su positivo en cocaína marcó un parón en su biografía. Fue sancionado 2 años sin poder jugar al fútbol. Lo que mejor sabía hacer y en un momento en el que su carrera era prometedora.

A todo ello se sumó la mala relación con su padre con el que no se habla desde hace años

Dani brillaba en el Granada y empezó a tener relevancia internacional, su nombre sonaba también para la Selección Española de Fútbol. Sus primeros meses tras la sanción se dejó llamar por la mala vida, tuvo una depresión y nunca llegó a debutar con el Alcorcón. A eso se sumó la mala relación con su padre, con el que no se habla desde hace años, y la muerte de su madre en 2009 a causa de un cáncer cuando él tiene 22 años.

A sus 37 años Dani ha escrito una biografía donde cuenta toda la verdad sobre esos años convulsos: 'Mi historia la cuento yo'. Un viaje desde su niñez en Mallorca hasta convertirse en una referencia en el Granada. Ahora de vuelta instalado en Granada juega en el Arenas de Armilla de 3ª división. Tiene 3 hijos de madres diferentes y no tiene relación con su hijo mayor.

"La gente te pone apodos y al final tienes que convivir con ello"

Recuerda Dani que con tan solo 26 años ya conocía el cielo y el infierno. Era muy joven, salía mucho y bebía. "Toda la gente joven bebe y hay que inculcar que eso te puede llevar a cosas peores". Se le bautizó como 'Dani Beefeter', eso le molestó mucho. "La gente te pone apodos y al final tienes que convivir con ello. En esa época salía mucho y bebía muchísimo", mantiene.

Sobre su padre, cuenta que nunca le ha maltratado pero decidió irse de casa cuando era muy joven porque no se llevaban bien y tenían un carácter complicado. No quiere hablar mal de él, porque aunque no tengan relación señala que al fin y al cabo es su padre.

Salir del bache le costó tiempo: "Es complicado asimilarlo, hay que ser valiente y lo primero de todo es perdonarte a ti mismo". Una de las reacciones que más le dolió cuando dio positivo en cocaína fue precisamente la del mundo del fútbol. Asegura que el mundo del deporte le dio la espalda. "Cuando cumplí los 2 años de sanción tenía todas las puertas cerradas y no tuve derecho a segundas oportunidades", mantiene.

Cree que cuando el éxito te llega de repente como fue su caso es muy difícil saber gestionarlo si no tienes una estabilidad en tu casa familiar: ser una persona joven que de repente gana un sueldo desorbitado no es algo que se gestione de forma sencilla.

Quiere que el libro sirva a la gente joven y sea un ejemplo para ellos. Siempre se ha sentido culpable de sus actos pero cree que estamos en una sociedad en la que como cometas un error "lo tienes mal para conseguir segundas oportunidades".

Su opinión sobre el caso Dani Alves

Conoce personalmente a Dani Alves, con el que ha coincidido en su carrera en el fútbol. No puede opinar sobre su condena por abusar de una joven en una discoteca de Barcelona porque no sabe "qué ha pasado realmente". "Cuando estás en esos niveles todo el mundo se acerca, hay indicios de que él ha hecho algo pero solo sabrá él", señala.

"Yo he estado en una discoteca y las chicas se suben solas o te buscan y tienes que tener mucho cuidado porque tu puedes estar pensando una cosa que no es y luego resulta que es otra", añade sobre este tema.

Antena 3» Programas» Espejo Público» Noticias

Publicidad