Publicidad

Política internacional

Sánchez apoya al Gobierno libio y confirma que habrá efectivos españoles en la observación del alto el fuego

Pedro Sánchez, que ha reabierto la embajada española en el país africano, es el primer presidente español que se desplaza a Libia en la etapa posterior a Muamar el Gadafi.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha respaldado en Libia el proceso de transición del país, un apoyo a esa estabilidad que se escenifica con la reapertura de la Embajada española, cerrada desde hace 7 años. Sánchez busca además oportunidades de negocio en Trípoli y ha viajado acompañado por una delegación empresarial.

También ha confirmado que habrá efectivos españoles en el mecanismo encargado de verificar el alto el fuego en vigor desde octubre.

El presidente del Gobierno ha llegado a Libia en plena crisis diplomática con Marruecos.

La salida del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, a Argelia no ha tenido el efecto esperado. A Sánchez le acompaña la Ministra de Exteriores, Arancha González Laya, que está en el objetivo de la oposición por su gestión en esa crisis.

De esta forma, Sánchez y González Laya desvían el foco de la política internacional a Libia en plena crisis diplomática entre Rabat y Madrid.

Reapertura de la embajada

El presidente del Gobierno ha viajado a Trípoli, entre otras cosas, para trasladar el respaldo de España al proceso de transición en el país después de la guerra civil que desde 2014 ha provocado unas 10.000 muertos.

Asimismo, Sánchez ha presidido la reapertura de la embajada española en Libia que, debido al conflicto bélico, se trasladó a Túnez en los últimos años.

La estabilización de Libia, han destacado fuentes del Gobierno, puede tener un impacto positivo en toda la región y ayudar a la recuperación del Sahel. Una zona geográfica que atraviesa de parte a parte toda África, que España considera su frontera avanzada, y que es fundamental para el control de la inmigración y del yihadismo.

Encuentro empresarial

Sánchez y Laya han reunido con el presidente del Consejo Presidencial, Mohamed al Menfi, y con el primer ministro del Gobierno de Unidad Nacional, Abdelhamid Dbeibah.

También participado junto a Dbeibah en un encuentro con un grupo de empresarios que acompañarán al jefe del Gobierno desde Madrid para analizar la cooperación y el papel que pueden desempeñar en la reconstrucción y desarrollo de Libia.

Sánchez es el tercer presidente del Gobierno español que visita Libia después de que José María Aznar lo hiciera en 2003 y José Luis Rodríguez Zapatero en dos ocasiones en 2010, aunque la segunda con motivo de una cumbre UE-África.

Por tanto, es el primer mandatario español que se desplace a Libia en la etapa posterior al coronel Muamar el Gadafi.

Publicidad