Publicidad

Wallpapergate

Qué es y quién está implicado en el 'Wallpapergate', el último escándalo de Boris Johnson

El primer ministro británico, Boris Johnson, habría redecorado su residencia oficial del 10 de Downing Street con donaciones. Están involucrados personajes como una decoradora o un lord millonario. La prensa lo ha llamado 'Wallpapergate'.

'Wallpapergate' es el último escándalo en el que se ha visto involucrado el primer ministro británico, Boris Johnson. Supuestamente, el premier británico remodeló su residencia oficial del número 10 de Downing Street con donaciones, lo que podría constituir un delito. En el caso están involucrados multitud de personajes, desde el propio Johnson hasta una decoradora o un millonario lord.

Según publica el tabloide 'Daily Mail', funcionarios británicos se extrañaron ya en febrero de 2020 sobre las costosas reformas que se estaban llevando a cabo en el domicilio oficial de Boris Jonhson. Según la prensa británica, que ha bautizado el caso como 'Wallpapaergate', el primer ministro de Reino Unido habría infringido las normas éticas a la hora de redecorar su residencia.

En Reino Unido, el primer ministro dispone de una cantidad de 33.000 libras anuales para sufragar cualquier cambio de decoración que quiera hacer en Downing Street. Sin embargo, las últimas reformas podrían haber tenido un sobrecoste de 58.000 libras, que suponen unos 66.000 euros.

A pesar de que Boris Johnson afirma que ha sufragado esa cantidad de dinero él mismo, diversas filtraciones publicadas por los medios británicos en el 'Wallpapergate' aseguran que pudo pedir dinero a donantes de su partido para que le ayudaran a costearlo. Según 'The Guardian' en la sesión de control al Gobierno, Johnson, "se limitó a afirmar que había pagado los costos "personalmente", pero no negó haber recibido una donación o un préstamo de 58.000 libras de un conservador y donante del partido, David Brownlow , para pagar las facturas, a pesar de que no hay constancia de que tal transacción se haya realizado".

Quién es quién en el caso

El primer implicado en el 'Wallpapergate' es Boris Johnson, el primer ministro de Reino Unido podría no haber declarado cómo sufragó las obras. Además, este escándalo podría afectar a sus niveles de popularidad a pocos días de que se celebren elecciones regionales y locales en el país.

Dominic Cummings. Fue el asesor de Johnson, además de artífice del brexit, y la semana pasada lo acusó haber buscado durante 2020 donantes "donantes pagasen en secreto" por las obras. Cummings asegura que había advertido en diversas ocasiones de que era algo "probablemente ilegal". Desde su salida como asesor del primer ministro en noviembre, ha filtrado a la prensa numerosas informaciones que podrían poner en peligro la estabilidad del Gabinete.

Carrie Symonds. Es la actual pareja de Boris Johnson y fue la supervisora de los trabajos. Cummings reveló que se había inspirado en la diseñadora Lulu Lytle para redecorar el piso. Además, 'Daily Mail' recoge que Boris Jonhson dijo "ella está comprando papel para las paredes de oro. Cuesta decenas y decenas de miles... No puedo permitírmelo" para informar a su equipo sobre el coste que estaban adquiriendo las reformas.

Lulu Lytle. Es la diseñadora en la que Symonds se habría inspirado y estaría detrás de los trabajos de reacondicionamiento. Es fundadora de la marca Soane Britain, que se dedica a fabricar muebles de artesanía tradicional y ecológica, y cuenta con experiencia en antigüedades.

Lord David Brownlow. Es un millonario donante al partido conservador y quien, supuestamente, donó las 58.000 libras extra que costaban las reformas. Es una de las grandes fortunas de Inglaterra y, además, uno de los grandes donantes del partido conservador ya que en los últimos años habría aportado más de 3 millones de libras. 'The Times' lo ha llegado a calificar como alguien que "ha hecho lo imposible para hacerle la pelota a todos los primeros ministros conservadores en los últimos años".

Ben Elliot. Es el copresidente de los Tories y, según publican los medios, estuvo al tanto de las obras y los sobrecostes. Además, parece que también conocía la donación de Brownlow. Según una información que publica 'Daily Mail', "su dirección de correo electrónico estaba copiada en un email remitido por Brownlow al responsable de recaudar fondos para los conservadores". 'The Times' añade que en el correo se aluden a las 58.000 libras más otras 15.000 para "cubrir los pagos que el partido ya ha realizado en nombre de la que pronto será la Fundación de Downing Street".

"Modelo Casa Blanca"

En los correos se habla de "Fundación Downing Street" porque, según varios medios, Johnson quiso crear una organización benéfica para que los donantes del Partido Tory pudiesen hacer su aportación, aunque desde la versión oficial siempre han dicho que se trata de "un organismo inspirado en el Fideicomiso de la Casa Blanca" para mantener al presidente de los Estados Unidos y recaudar fondos para adquirir arte y antigüedades.

Publicidad