Un perito cuenta sobre el terreno cómo se produjo el accidente mortal de José Antonio Reyes: "El coche perdió el control y entró lateralmente, por lo que no ha habido huellas de frenada, pero sí de derrape".

En la zona donde se salió el coche no había quitamiedos, por lo tanto se encontró directamente con un tipo de vallado que se usa para que los animales no entren a la autovía: "Eso hizo que el coche realizase un vuelo más que continuar en el mismo trayecto".

"Hay giros y vuelcos, con lo cual hasta su posición final no ha habido una retención del vehículo como si hubiéramos frenado, por lo tanto ahí hay una serie de energías que no se ha consumido", afirma el perito.

El experto también asegura que esos más de 200 km/h pueden ser "equívocos": "Aunque veamos el vehículo lo suficientemente lejos, no quiere decir que esa fuera la velocidad que llevaba el vehículo".

Además, se ve la dirección que tomó el vehículo hacía el canal donde cayó y acabó incendiándose. En ese canal es donde hay restos de combustible y aceite.

Te puede interesar:

Los padres de Reyes se encontraron con el accidente de su hijo mientras circulaban por la misma carretera

La declaración del superviviente del accidente de Reyes: "Íbamos muy rápido y el coche voló"

Alberto Moreno recuerda a Reyes: "Es hablar de él y se me saltan las lágrimas. Todavía no me lo creo"