Las lesiones en la delantera del Barça están mermando al equipo culé: Dembelé se suma a la baja de Messi y Suárez debido a una lesión en el bíceps femoral izquierdo.

Messi sigue sin entrenar y cada vez surgen más dudad para el próximo partido. Suárez ha aprovechado el fin de semana para descansar en Tánger y se le ha visto en el aeropuerto con el soleo vendado. Los periodistas le han preguntado si creía que podía jugar con el Betis: "No eso no, imposible", decía Suárez.

El delantero uruguayo se mostró irónico al contesta una pregunta sobre si iba cojo: "No, lo hago por las cámaras".