Mikel Landa ha dicho prácticamente adiós al Tour de Francia después de haber sufrido un percance a falta de 19 kilómetros para terminar la etapa. El ciclista vasco intentó adelantar a Barguil por la izquierda, el francés se desequilibró al tocar la rueda del maillot amarillo, Julian Alaphilippe, y acabó tirando a Landa.

Debido a la caída Landa no pudo recuperar el tiempo perdido y entró en meta a dos minutos del grupo de favoritos. El cilcista ha afirmado que no ha sufrido ningún daño físico, simplemente lamenta la pérdida de tiempo. Por otra parte, el artífice de la caída, Warren Barguil ha confesado que tocó a Landa al chocar con la rueda de Alaphilippe. "Estoy triste por la caída de Mikel Landa. Me desequilibré al tocar la rueda de Julian Alaphilippe y toqué a Mikel, que me iba adelantando por la izquierda", dijo el corredor en su cuenta oficial de twitter.