Este miércoles era el turno de Pablo Iglesias. El líder de Unidas Podemos ha visitado la casa de Susanna Griso para tomarse el café decisivo antes de los comicios del domingo.

Sobre la conciliación familiar, Iglesias ha admitido que ha tenido que quitarse de muchas cosas. Ha hablado, además, de sus hijos, motivo por el cual el líder de Podemos ha tenido que reducir el ocio en su vida, aunque reconoce: "Mis hijos son muy buenos. Estoy muy feliz".

Cuando le han preguntado si se tomaría un café con Santiago Abascal, el líder de Unidas Podemos ha reconocido que se sentaría sin ningún problema con el líder de Vox. "Para hacer política hay que dialogar con cualquiera, al margen de su ideología", ha explicado.

Uno de los momentos más complicados de la entrevista ha sido cuando le han preguntado por la crisis interna de su partido. Iglesias reconoce que han dado una imagen "patética". "Nos hemos comportado como los partidos a los que hemos criticado. Toca madurar y superar los momentos difíciles", ha señalado. Sobre la evolución de su formación, Iglesias afirma que han cambiado para bien: "Los golpes le dan a uno experiencia".

Sobre Cataluña, Iglesias insiste en que hay que trabajar para la reconciliación. "Es una situación amarga, esto no se va a resolver a palos", ha señalado.

Iglesias no se fía en absoluto de las encuestas electorales. El líder de Unidas Podemos, amante reconocido del baloncesto, ha recomendado a sus adversarios políticos no fiarse. "Yo creo que vamos a meter unos cuantos triples en estas elecciones", ha asegurado.

Noticias Última Hora:

Albert Rivera se toma el café decisivo con Susanna: "Hay profesionales del odio. Yo quiero vivir y que me dejen vivir"

Santiago Abascal: "No me tomaría un café con Iglesias"