Cinco de los detenidos por la violación múltiple a una joven en Sabadell se acogieron a su derecho a no declarar mientras que dos de ellos contestaron a las preguntas de su abogado.

Mientras, un octavo joven se presentó en dependencias municipales para entregarse y ha pasado a ser el octavo detenido: tiene 22 años y también es de nacionalidad marroquí.

Ahora el juez está decidiendo qué hacer con los detenidos después de que la víctima pasara por varios ruedas de reconocimiento y señalara sin ninguna duda a sus agresores.

La violación se habría producido después de que la joven coincidiera en un bar con uno de sus agresores, quien la cogió del brazo y la obligó a acompañarle a una vivienda ocupada.

Después de caminar más de diez minutos, se apartaron del centro de Sabadell y llegaron al lugar donde el presunto agresor vive de ocupa.

Se trata de una entidad bancaria abandonada, un espacio frecuentado por ocupas donde había siete personas el día de los hechos.

Varios de los chicos introdujeron a la joven en una habitación donde se consumó la violación.

La víctima no recuerda cómo se produjo porque tiene lagunas, pero de lo que sí está segura es que fueron tres hombres los que la violaron durante casi tres horas hasta que logró huir desnuda y desorientada.