Maltrato animal

Indignación en redes por el cursillo infantil en Murcia donde los niños pintan la piel de un caballo

Una ilustradora ha denunciado un cursillo infantil en Murcia, donde los menores se dedican a pintar el lomo de un caballo como parte de una actividad de manualidades. PACMA también ha publicado en redes y lo ha tachado de "crueldad".

El cursillo infantil en Murcia donde los niños pintan la piel de un caballo que ha creado indignación en redes

Publicidad

La indignación ha estado presente estos últimos días en las redes sociales ante las imágenes publicadas por un cursillo infantil en un centro hípico de Murcia, en el que los niños utilizan a un caballo para pintar su piel como parte de la actividad de manualidades.

La imagen ilustra un caballo blanco, sobre el cual han pintado los niños que participan en el cursillo de verano del Club Hípico de Beniaján, en Murcia. Con una piel cubierta de pelo blanco, el caballo termina siendo una especie de lienzo pintado de diferentes colores y dibujos, entre los que se incluyen firmas de los niños, huellas de las manos y corazones.

La indignación en redes sociales

Lo que comenzó siendo una actividad de ocio entre los más pequeños, ha generado polémica en las redes sociales, tras la denuncia del perfil de La Vaca Style en sus perfiles, que ha asegurado que "este tipo de actos son una aberración", afirmando que "los animales no son un cuadro donde pintar".

"Estos niños y niñas algún día serán adultos. Con este tipo de educación entenderán que los animales son cosas a las que se les puede hacer todo lo que ellos quieran, porque ellos un día pintaron un caballo y a sus padres les pareció bien", lamenta el perfil en su publicación de Instagram.

La publicación de La Vaca Style ha generado un sentimiento de cólera entre los usuarios que han participado en los comentarios del post. "Es una mezcla de pena, impotencia, e incredulidad… qué salvajada", aseguran algunos de los perfiles.

También PACMA se ha unido a la denuncia de La Vaca Style a través de su cuenta de Twitter asegurando que "esto no es una actividad artística ni educativa, es una crueldad", lo que muchos han denunciado como maltrato animal.

"Lo dicho, hipócritas"

Una de las trabajadoras del club hípico, ante las críticas y mensajes de odio que estaba recibiendo, ha decidido responder en su perfil de Instagram, alegando a la hipocresía de todos aquellos que estaban criticando la actividad. Además, ha recibido apoyo de diversos perfiles que tachan de maltrato esta actividad, haciendo alusión al cuidado, al cariño y al respeto que reciben todos los caballos a diario.

"Si eso es maltrato animal, tú, que tienes un perro encerrado en casa todo el día, que le has cortado los huevos o sacado los ovarios para que no te de problemas, esperando a que llegues de trabajar para que lo saques atado de la correa a hacer sus cosas, y en cuanto las hace te subes a casa porque no te apetece andar más, ¿eso qué es?", ha publicado uno de los perfiles que apoyaba a la trabajadora del club hípico.

Publicidad