Publicidad

Anulación de sentencia

Audasa no devolverá los peajes cobrados en la AP-9 durante las obras del Puente de Rande

Fueron miles los afectados por las obras del puente de Rande, en Vigo. Algunos de ellos denunciaron de manera conjunta el perjuicio que les fue causado durante los 3 años que se alargaron los trabajos, pero la Audiencia de Pontevedra le da la razón a la concesionaria.

Audasa no tendrá que devolver los peajes cobrados a los conductores durante las obras de la AP-9 en Vigo. Se trata de uno de los tramos más concurridos de las autopistas de toda España, y cualquier siniestro producido en medio de esta infraestructura producía retenciones quilométricas. Hay que tener en cuenta además que son muchos los usuarios que utilizan esta vía para ir a trabajar y que realizan a diario este trayecto.

Por ello se decidió construir un carril más en cada sentido. Una obra de gran complejidad que se alargó durante años. Concretamente tres años de obras y cobro de peajes, entre febrero de 2015 y junio de 2018.

Durante este periodo los miles de conductores que utilizan a diario esta autopista sufrieron las consecuencias. Retenciones, desvíos, reducción de la velocidad. Lo único que continuó con normalidad fue el pago de los peajes, una cuota que no se vio reducida ni recompensada de ninguna manera.

Protestas y denuncias por el cobro "abusivo"

Varios de estos conductores denunciaron de manera colectiva esta situación y en un primer momento la justicia les dio la razón. El juzgado de lo Mercantil 1 de Pontevedra condenó a Audasa a restituir el importe cobrado de forma "abusiva".

El magistrado ordenó devolverle la cuantía a los afectados por no haber sido avisados de que había retenciones en el momento de acceder a la autopista, de manera que no habían tenido opción para valorar si querían o no asumir esa situación.

Pero la causa acaba de dar un giro radical. La sección primera de la Audiencia Provincial de Pontevedra ha estimado el recurso de la concesionaria del peaje del Puente de Rande y establece que, ni se tendrá que reintegrar el importe total del peaje, ni la empresa deberá abonar ninguna cantidad a modo de compensación o indemnización por los daños sufridos. Según este tribunal, no existe una relación directa entre el pago del peaje y las condiciones en las que se presta el servicio.

La situación ha indignado a los demandantes en un proceso que va camino de alargarse, más si cabe, que las propias obras.

Publicidad