116

Publicidad

Brexit

Varios británicos residentes en España se quedan sin poder volver a nuestro país por el Brexit

Tres días después de que se hiciera efectivo el Brexit han surgido los primeros problemas para que residentes británicos en España pudiesen regresar al país.

El pasado 1 de enero se hizo efectivo el proceso político por el que Reino Unido dejaba de ser un estado miembro de la Unión Europea. Sin embargo, la gestión del Brexit y de la pandemia del coronavirus parecen estar pasando factura al primer ministro Boris Johnson.

Según una encuesta electoral, si hubiera elecciones el político británico las perdería y además, se quedaría sin su propio escaño y sin otros 80 parlamentarios más.

Respecto al Brexit, Madrid y Londres habían acordado hace meses que la situación no cambiaría para los residentes de ambos países una vez se hiciera oficial su entrada en vigor. Ello permitiría que españoles, andorranos y británicos que residan en el territorio español pudiesen volar al país con normalidad.

Pero tres días después de que entrase en vigor, han apareciendo los primeros problemas a nivel burocrático que han impedido que varios británicos, de los 300.000 que viven en España, pudieran regresar.

Problemas para volar de Reino Unido a España

Viajeros que se disponían a coger un vuelo con destino Madrid desde Londres no pudieron acceder al avión después de que su documentación fuera denegada. "En el mostrador de facturación me han dicho que nuestra documentación no es válida", explicaba uno de los afectados.

Ellos denunciaron que sí cumplían con todos los requisitos pactados y así lo confirmó la embajada británica en Madrid, tras afirmar que "toda la documentación estaba en regla". Desde el Ministerio de Exteriores atribuyen este incidente a un error de comunicación que ya ha sido subsanado.

Asimismo, otros pasajeros británicos que si han podido volar, han explicado que los requisitos que están exigiendo las autoridades españolas para poder entrar son: el Número de Identidad de Extranjero, la tarjeta de residencia en España y una prueba PCR para descartar el contagio de coronavirus.

Publicidad