120.00

Publicidad

Gobierno de coalición

Pablo Iglesias reconoce tensiones en el Gobierno: "Deberíamos aprender de Italia"

Coincidiendo con la Cumbre hispano-italiana en Palma el diario italiano 'La Stampa' publica una entrevista con el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias donde habla de las tensiones en el Gobierno, aunque se resuelven "con humor" entre él y Pedro Sánchez. Califica de "vergüenza" la salida de España de Juan Carlos I.

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, admitió en una extensa entrevista publicada en el diario italiano 'La Stampa' que "hay tensiones" en el Ejecutivo. Iglesias asegura que tiene como regla no criticar en público a los miembros socialistas, pero admite que hay "tensiones" porque representan "cosas distintas" y tienen "presiones distintas". "Nosotros, por ejemplo, estamos en contacto con las asociaciones de inquilinos y ellos con las de los propietarios.

Los objetivos pueden ser diferentes. Pero esto es parte de los gobiernos de coalición. Si un ministro del PSOE dice algo negativo de Unidas Podemos, y alguien de los nuestros le responde, lo veo con Pedro Sánchez, sin dramatizar, con ironía y sentido del humor", explica. Uno de los titulares de la entrevista es: Deberíamos aprender de Italia cómo gestionar un Gobierno de coalición". La entrevista aparece el día que se celebra la Cumbre hispano-italiana en Palma.

El sentido del humor de Pedro Sánchez

Afirma que Pedro Sánchez tiene sentido del humor y que "un político debe tenerlo para sobrevivir" Con Sánchez, según dice, "hay confianza mutua" y ambos dan por sentado que hay cuestiones sobre las que piensan de manera diferente. "A veces se encuentra una síntesis, otras veces nos vemos obligados a rendirnos porque somos el accionista minoritario, otras veces él se rinde.

Es política", señala. Sobre si Unidas Podemos corre el riesgo de "quemarse" en un Gobierno de coalición, Iglesias afirma: "Sé que a un partido aliado a la socialdemocracia se le suele acusar, desde la izquierda, de haberse moderado, pero hay pruebas inequívocas: es el odio que hemos despertado en la derecha económica, política y mediática". "Tengo gente debajo de mi casa todos los días, movilizada por la extrema derecha. Si no contáramos para nada, no habría nada de esto", agrega al respecto.

Tutea al rey

Sobre la monarquía, el vicepresidente asegura que "sólo la derecha y, sobre todo la ultraderecha, se identifican con la monarquía y este es un gran problema que hará de España una república tarde o temprano". Explica que se enteró por la prensa de la marcha del rey emérito Juan Carlos I y que "de hecho esto ha provocado una situación desagradable" y que se ha intentado solucionar.

Sobre si le parece adecuado cuestionar la forma institucional del Estado en medio de una pandemia, afirma que aunque "hay otras emergencias" no hay que cubrirse los ojos y que "las encuestas, sin embargo, realizadas por medios independientes, dicen que ya hay mayoría republicana". "Espero que el PSOE también se convenza", precisa. Mientras que sobre su relación con Felipe VI admite que las relaciones han sido siempre muy buenas y que "es una persona amable e inteligente" y revela que le tutea.

ETA: un éxito de la democracia

Sobre el acuerdo con Bildu y ante la pregunta de si no sería mejor ser "más cauteloso en el trato con esta formación por sus antiguos vínculos con ETA", el vicepresidente asegura que "España ha sabido metabolizar traumas tremendamente graves. Pero hay que ser serios: es un acierto de la democracia española que Bildu se presente a las elecciones y respete la ley y que ahora esté en las instituciones negociando como cualquier otra fuerza política". "Es un éxito de la democracia que ETA haya sido derrotada. Bildu es la segunda fuerza del País Vasco, incluso a costa nuestra. A veces la derecha tiene que crear fantasmas que ya no existen, es obsceno que al no saber qué decir de los presupuestos sacan a relucir el terrorismo", agrega.

Problemas judiciales

Sobre los problemas judiciales de su partido, explica: "tuvimos 14 quejas por financiación ilegal que crearon dramas en los medios, pero luego fueron retiradas. Con los enemigos que tenemos, no podemos permitirnos perder un punto. Esto nunca terminará". En la magistratura, prosigue, "hay jueces de todo tipo, conservadores o progresistas. Pero el consejo de la magistratura hace años que no se renueva y era una expresión del gobierno del PP. Partido que ahora se niega a renovarlo". Con respecto a la reforma de la Justicia explica que con un parlamento fragmentado, sería "más sensato encontrar una fórmula como la mayoría absoluta para llevar a cabo un mandato constitucional que es la renovación del poder judicial como ya ocurre en muchos países de la UE".

Publicidad