ENTREVISTA EN ESPEJO PÚBLICO

Baltasar Garzón, sobre su investigación del caso Gürtel: "Sabía que había un riesgo de consecuencias negativas y la sentencia demuestra que la actuación fue correcta"

El exmagistrado de la Audiencia Nacional, que fue inhabilitado por el Tribunal Supremo por su actuación como juez instructor en la causa, se muestra satisfecho porque la sentencia expresa que "la actuación del instructor fue respetuosa con todas y cada una de las garantías y decisiones que tomó, incluidas las interceptaciones de las comunicaciones en prisión".

Publicidad

El exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón está de acuerdo con la sentencia del caso Gürtel porque, a pesar de ser muy compleja, "hay un examen muy minucioso a través de los hechos probados de lo que aconteció". "Creo que la sentencia responde a esa parte de investigación de más de un año que yo dirigí", subraya, y añade que "la sentencia en varias partes de la misma expresa que la actuación del instructor fue respetuosa con todas y cada una de las garantías y decisiones que tomó, incluidas las interceptaciones de las comunicaciones en prisión", por las que después fue condenado en el Tribunal Supremo.

En este sentido, ha defendido que sigue sin estar de acuerdo con la decisión del Tribunal porque "no se puede condenar a ningún juez por interpretar de una manera diferente las normas y el Derecho" y "fue demasiado rápido y no esperó al día de ayer". "Cumplí con mi obligación y era consciente de que había un riesgo de recibir consecuencias negativas y lo hice lo mejor que pude", defiende, y señala que ahora se ha demostrado que la actuación fue "correcta".

En su opinión, en cualquier caso, lo importante de la sentencia es que ha analizado de manera minuciosa los comportamientos de personas privadas, empresarios y de cargos públicos que "desarrollaron un sistema permanente de penetración de corrupción en instituciones públicas y no hubiera existido esa asociación ilícita si no hubiese habido un partido que la acogiera". Destaca, además, que "por primera vez una sentencia habla con referencia a un partido político democrático de un sistema institucionalizado de manipulaciones, alteraciones y de corrupción desde 1989", un año después de la fundación del PP. Igualmente, señala que no se alegra "para nada" del sufrimiento de las personas.

Publicidad