El partido entre Nadal y Kyrgios en Wimbledon tuvo momentos de tensión entre ambos jugadores. Kyrgios se encaró varias veces con el juez de silla y se quejó de la tardanza de Nadal para ponerse al resto.

Sin embargo, no podía faltar una de las señas de identidad del australiano, el saque de cuchara que tanto enfada a muchos tenistas. Kyrgios se atrevió a realizar el saque por debajo cuando perdía 5-2 en el primer set, le valió para hacerse con su tercer juego. Nadal estaba a punto de llevarse el primer set del partido y seguramente por eso se lo tomó con ironía.