El coche que Reyes conducía era un Mercedes Brabus S550. Se trata de un vehículo de alta gama, con 380 caballos de potencia y que podía alcanzar los 250 km/h. El futbolista era un gran aficionado a los coches de alta gama.

Todo apunta a que Reyes habría tenido una distracción al volante, lo que provocó un choque contra las protecciones lateral de la autovía y el posterior reventón de un neumático.

El vehículo quedó calcinado después del fatal accidente en el kilómetro 17 de la autovía que une Sevilla con Utrera. Reyes habría perdido el control del coche y el propio futbolista y su primo perdieron la vida. La otra persona, el copiloto, aún sigue ingresado en la UCI.

Los tres venían de Almendralejo, donde el jugador se acaba de entrenar con el Extremadura.

Unas prestaciones aumentadas

Si bien el precio de salida del Mercedes S550 ronda los 100.000 euros con las prestaciones que trae de serie, su versión mejorada por la firma Brabus aumenta cuantiosamente el valor del vehículo.

Reyes, como aficionado a los coches de lujo, contaba en su vehículo con el acabado Brabus, que le otorgaba un aire de superdeportivo a la altura de las mejores berlinas del mercado.

Las prestaciones del Mercedes Brabus S550 elevan el valor del vehículo de Mercedes en torno a 20.000 euros; de manera que el modelo que conducía Reyes nunca se situaría por debajo de los 120.000 euros, precio en el que se sitúa la versión más básica del Brabus S550.

A partir de ahí, el acumulado de extras sobre el modelo Brabus puede incrementar el valor del mismo por encima incluso de los 150.000 euros.

Te puede interesar:

El desgarrador mensaje de la mujer de Reyes: "Espérame, mi vida, volveremos a ser una familia donde estés"

Emotiva despedida a José Antonio Reyes en el Pizjuán: "Tenemos que estar unidos"