Los jugadores del Barça celebran el gol de Messi

Publicidad

LaLiga Santander | Atlético 0 - 1 Barcelona

Leo Messi hunde al Atlético en el 86' y pone el Barcelona líder

Leo Messi volvió a aparecer para decantar la balanza a favor del Barcelona en la recta final de un trepidante partido que deja muy tocado al Atlético de Madrid.

En resumen
  • Messi decidió el partido en el 86'
  • El Atlético se aleja de la cabeza de LaLiga

El Barcelona se llevó un triunfo vital para sus aspiraciones en LaLiga. Los de Valverde consiguieron los tres puntos para volver a ser líderes junto al Real Madrid en un trepidante partido que pudo ganar cualquiera de los dos conjuntos.

El Atlético comenzó muy fuerte el partido. Los rojiblancos tuvieron buenas ocasiones para ponerse por delante en los primeros minutos del encuentro. Hermoso perdonaba dos claras ocasiones cuando aún no se habían jugado ni quince minutos.

El Barcelona se mostraba nervioso, no le duraba el balón, se veía superado por un gran Atlético. Pero a los del Cholo les faltaba acierto de cara a gol. El Barça iba creciendo poco a poco, pero no lo suficiente para poner en apuros a Oblak.

Un remate de Gerard Piqué al filo del descanso cerca estuvo de darle ventaja a los azulgrana, pero el balón se estrelló en el larguero. La tremenda igualdad entre ambos equipos se reflejaba en el marcador al término de la primera parte.

El segundo tiempo comenzó entre silbidos, dirigidos a un Griezmann desaparecido durante todo el partido. El ritmo del encuentro bajó tras la reanudación. Las fuerzas se igualaban en el centro del campo. Ningún equipo podía poner en serios apuros al rival.

Simeone movió el banquillo en busca de una mayor frescura en ataque. Joa Félix, que jugaba su primer partido como titular tras su lesión, se marchaba del terreno de juego para dar entrada a Vitolo. El tiempo iba corriendo y ambos equipos comenzaron a preocuparse más de no perder que de ir a por el partido.

Todo parecía destinado al empate... hasta que apareció Messi. El argentino recogió un balón en el centro del campo y tras conducir varios metros tiró una pared con Suárez para, de primeras, ajustar al balón al palo derecho de la portería defendida por un Oblak que poco pudo hacer.

El gol del argentino llegaba en el 86' y suponía un golpe muy duro para los rojiblancos, que trataron de reponerse y disfrutaron de alguna ocasión antes del final del partido, pero no acertaron de cara a gol y consechan una derrota que les deja más lejos de la cabeza de LaLiga.

Publicidad