Intentando reconquistar a la afición del Barça, Griezmann ha grabado su primer vídeo como jugador del equipo catalán: "Al fin nuestros caminos se unen, defenderé la camiseta del Barça con entrega y compromiso. Es nuestro momento. Este es nuestro camino", declaraba el ex del Atlético de Madrid.

Por su parte, la afición culé no perdona que el jugador no llegará en la temporada pasada y cogiera el tren en su segunda oportunudidad. Estas son algunas de las opiniones de los socios del club blaugrana. "Si no vino el año pasado, este año ya no hacía falta", "yo creo que es una mala inversión para el Barcelona", "hemos tirado 160 por Coutinho, 120 por este y otros 120 por Dembelé", son algunos de los comentarios.

Mañana por la tarde, será el momento en el que el fichaje más polémico del verano, se presente sin público, por lo que la afición del Barcelona tendrá que esperar a los partidos para verle sobre el césped del Camp Nou.

Mientras todo esto ocurre en Barcelona, en Madrid, el Atlético exige 200 millones, es decir, 80 millones más al club culé a través de un comunicado oficial, ya que considera que el compromiso entre el jugador y el Fútbol Club Barcelona se cerró antes de que la cláusula de rescisión se redujera.

 

El presidente del club, Enrique Cerezo, aseguraba la posición promulgada a través de la página web del Atlético de Madrid: "Cuando el club ha dicho esto, será porque tiene las pruebas. Yo estoy decepcionado por la decisión del jugador de marcharse y decirlo en el último momento. Y, sobre todo, estar una temporada sin decir a dónde se iba".

Por su parte, Sevan Karian, abogado de Antoine Griezmann ha mostrado su malestar con el Atlético de Madrid: "Antoine está decepcionado por la actitud del Atlético y de sus dirigentes, que actúan con una mala fe alucinante y comunican lo contrario de lo que le dijeron en privado", ha indicado al periodo 'L'Equipe'".

Con la salida de Griezmann, llega un nuevo delantero al Atlético de Madrid. Por menos de un millón de euros llega al equipo rojiblanco el servio Ivan Saponjic.