Ahorro energético

Los vendedores de carne y pescado piden claridad al Gobierno por el plan de ahorro energético

La carne y pescado deben de conservarse a una temperatura idónea para evitar romper la cadena de frío y ser alimentos aptos para el consumo.

Publicidad

El plan de ahorro energético entró en vigor hace una semana. Desde entonces las luces de los escaparates deben apagarse a la diez de la noche, las puertas de los establecimientos tienen que estar cerradas y el aire acondicionado está limitado a 27ºC en verano y 19ºC en invierno.

Este decreto preocupa al sector de la carne y pescado y piden claridad al Gobierno porque los productos tienen que estar conservados en frío. La carne y el pescado necesita una temperatura máxima y mínima para su conservación. Para pescados, la temperatura ideal oscila entre los -10ºC y los 0ºC y para las carnes entre -18ºC y 4ºC.

"Entra en contradicción mantener a 27ºC algo que nunca va a poder estar por encima de 4ºC. El mayor problema lo tendrían en la salas de exposición, tu tienes una vitrina que debe mantenerse por debajo de 5ºC, si la temperatura del ambiente -con focos y clientes- se pone en más de treinta, es difícil mantener esa temperatura", explica la experta en seguridad alimentaria, Carmen Serradillo.

Además, detalla la experta que una de las mejores formas de evitar la transmisión de enfermedades a través de los alimentos es "no romper nunca la cadena de frío". "Sé que hay asociaciones que están preocupados; en un hotel o en un restaurante tienen que estar a 16ºC sí o sí, no podría pasar a 21ºC. Si el ambiente de alrededor es de 30ºC difícilmente vamos a poder elaborar alimentos listos para el consumo si superamos esa temperatura", añade.

Antena 3 » Programas » Espejo Público » Noticias

Publicidad